Un delincuente fue ferozmente golpeado este fin de semana luego de robarle a una mujer embarazada en el centro comercial de Rosario.

El hombre entró a robar armado a un supermercado y cuando escapaba con dos celulares y el dinero de la caja, fue reducido y golpeado. Cuando llegó la policía, el delincuente debió recibir atención médica y luego fue aprehendido.

El violento episodio ocurrió este domingo por la tarde, cerca de las 18 horas, cuando un hombre armado entró a robar a un supermercado ubicado en la calle Zeballos al 1600, esquina España, donde había una clienta de 38 años que, según indicó el sitio Rosario 3, está embarazada. El delincuente, también de 38 años, entró al local, exhibió el arma -un revólver calibre 32- y reclamó dinero y los celulares.

Cuando salía del comercio con la plata de la caja y dos teléfonos, la pareja de la mujer embarazada y un amigo que estaban trabajando en el local de al lado, lo atraparon, lo redujeron boca abajo en la vereda para evitar que se escapara y recuperar lo robado, según confirmaron fuentes policiales a Infobae.

El momento en que el ladrón es reducido tras el robo (Twitter: @AgusstinZucchi)El momento en que el ladrón es reducido tras el robo (Twitter: @AgusstinZucchi)

Lo que siguió quedó documentado en publicaciones de Twitter que luego se viralizaron: un grupo de vecinos comenzaron a pegarle y a golpear su cabeza contra el asfalto mientras otros le sacaban los pantalones y la ropa interior.

El ladrón quedó entonces tendido en el piso sobre un charco de sangre, semidesnudo, con la cara y las manos completamente ensangrentadas. Después otro hombre se sentó sobre su espalda para inmovilizarlo, mientras el ladrón suplicaba que lo soltaran. “Quedate quieto porque te voy a romper todo, hijo de puta”, se escucha que le decía uno de los agresores en un video que se viralizó.

Efectivos de la Comisaría 2° llegaron al lugar para aprehenderlo y entrevistarse con las víctimas pero, debido a la gravedad de las heridas que sufrió el hombre, debieron solicitar una ambulancia del Sistema Integrado de Emergencias Sanitarias (SIES). Luego de ser atendido por un médico, la policía lo trasladó hasta la dependencia policial para su detención.

El delincuente debió recibir atención medica y luego fue aprehendido. (Twitter: @AgusstinZucchi)El delincuente debió recibir atención medica y luego fue aprehendido. (Twitter: @AgusstinZucchi)

A fines de agosto, también en la provincia de Santa Fe, más precisamente en la ciudad de San Lorenzo, 20 kilómetros al norte de Rosario, un joven de 21 años acusado de robar una mochila fue ferozmente agredido por un grupo de vecinos y murió en la comisaría cuando estaba a punto de ser detenido. Al igual que en este caso, cuando un patrullero se dirigió hasta la calle Islas Malvinas al 4300, ya un grupo de vecinos había retenido y golpeado al ladrón. Los efectivos subieron al patrullero al joven, identificado como Cristian Nahuel Álvarez, de 21 años, y lo trasladaron a la comisaría 7ª de San Lorenzo, donde algunas horas más tarde se descompensó y falleció.

Una semana antes de ese episodio, otro linchamiento tuvo lugar en el partido de Berazategui, al sur de la provincia de Buenos Aires. Allí, un grupo de vecinos atrapó a un ladrón que intentó asaltar un comercio de barrio con un arma de utilería y lo golpeó brutalmente en plena calle hasta que fue detenido por la Policía Bonaerense. La secuencia, que fue registrada por un celular, también se viralizó rápidamente. “En nombre de Jesús, por favor. Tengo una hija”, se escucha que grita el ladrón en el video, identificado como Brian Ezequiel Bravo, con la cara ensangrentada por la paliza. “Te hubieras acordado antes”, le responde una de las mujeres que participa de la agresión.

“Cuando vi las imágenes entré a pensar. ¿Y si él hubiese tirado? Hoy no sé qué decirte. No quiero laburar”, contó luego Silvia Liliana Sánchez, la comerciante asaltada. “Tengo miedo. Pero no me queda otra. No le deseo a nadie que le apunten a tu hijo. ¿Qué le podes decir a un tipo que le apunta a tu hijo y le gatilla? No tengo palabras”.