Tras meses de negociación, los mandatarios de los gobiernos locales ofrecieron una suba del 25%. Festram la rechazó y decidió incumplir la conciliación obligatoria. Realizará tres jornadas de paro esta semana.

En el contexto de crisis sanitaria por el COVID-19, donde toda la sociedad ve deteriorado sus ingresos y recursos, los intendentes y presidentes de comunas de la provincia de Santa Fe llaman a la reflexión a los dirigentes de la Festram, exhortándolos a “anteponer los intereses del conjunto por sobre las decisiones sectoriales”.

Durante meses, se han llevado adelante reuniones paritarias en las que se evaluaron la situación económica de las y los trabajadores, las posibilidades reales de los gobiernos locales y el impacto de la pandemia por coronavirus, para poder encontrar una salida al conflicto que ya acumula seis días de paro, desde julio, y prevé sumar tres esta semana.

Las administraciones locales de toda la provincia, en el máximo de sus esfuerzos, han hecho propuestas de mejoras salariales en reconocimiento a la necesidad de recomponer los salarios de sus trabajadores y las mismas, de manera reiterada, han sido rechazadas sin contemplar la realidad que atraviesa el país.

De hecho, producto de parámetros que la propia Festram había requerido, intendentes y presidentes comunales ofrecieron un incremento escalonado del 25%. La propuesta contemplaba una suba inicial del 15% desde septiembre sobre la asignación de la categoría hasta llegar al 25% (sobre la asignación de la categoría) en diciembre.

Pese al esfuerzo de los gobiernos locales, y sin dar fundamentos, nuevamente, Festram rechazó la propuesta y definió una nueva medida de fuerza de 72 horas para esta semana. Cabe recordar que, desde el 7 de septiembre, se encuentra vigente una conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo de la provincia de Santa Fe entre la Festram y los municipios y comunas, que establece claramente que el sindicato no debe realizar medidas de fuerza.

Cabe señalar que, al convocar a una huelga para este martes 22, miércoles 23 y jueves 24, la Festram incumple la ley y, según lo que dispone el artículo 16 de la Ley 10.468, está provocando la pérdida del derecho a cobrar el sueldo para los trabajadores y trabajadoras municipales que se adhieran a la medida.

Es importante señalar que, luego de la última propuesta de los gobiernos locales, Festram decidió interrumpir unilateralmente las conversaciones y anunciar un paro que compromete la prestación de los servicios de las Municipalidades y Comunas en este momento tan crítico.

“Es hora de que quienes arguyen representaciones reflexionen sinceramente sobre los interés de sus representados y de los de la sociedad a la que también pertenecen. Que abandonen posiciones unilaterales que solo pueden satisfacerse con más esfuerzo sobre las espaldas de los contribuyentes, que padecen las consecuencias de la crisis profunda que atravesamos, y que este cuerpo de intendentes y presidentes comunales no está dispuesto a entregar”, coinciden los mandatarios.

Y siguieron: “Es tiempo de sensatez, es tiempo de responsabilidad, es tiempo de encontrar soluciones colectivas y acompañar a los vecinos y las vecinas de la provincia a sobreponerse y vencer los efectos de la pandemia. Es tiempo de que todos estemos del mismo lado”.