Delincuentes irrumpieron en un inmueble. Maniataron y golpearon a sus moradores a quienes les pedían plata. Solo se llevaron un celular.

Eran cerca de las 16 cuando dos malvivientes irrumpieron en un inmueble de avenida Galicia al 1700 y sorprendieron a toda una familia.

De los recién llegados se supo que eran dos hombres, los que cubrían sus rostros con barbijos y ambos portaban armas de fuego.

Subtítulo: Puerta sin llave

Para ingresar al lugar los rufianes no tuvieron mayores problemas ya que “la puerta de entrada estaba sin llave”, dijo apenada una de las víctimas.

Sin más arremetieron contra los ocupantes del inmueble; un hombre de 47 años, su concubina y tres menores de corta edad.

La pareja fue maniatada con precintos plásticos aunque el hombre fue quien llevó la peor parte por cuanto le pegaron varios “culatazos” en su cabeza y le provocaron heridas cortantes en el cuero cabelludo.

Subtítulo: Tenían un dato

Todo parece indicar que los ladrones tenían algún “dato” por cuanto reclamaban a viva voz “por la plata que vos cobraste”.

El hostigamiento de los delincuentes se prolongó durante varios minutos, tiempo durante el cual las víctimas explicaban que no tenían dinero mientras suplicaban que no le hagan daño a los niños.

Al cabo de un rato la pesadilla llegó a su fin; los maleantes solo se llevaron un teléfono celular y escaparon a bordo de una motocicleta de color negro.

Una vez que la mujer se libró de sus ataduras, se dio conocimiento de lo ocurrido a la policía que llegó al lugar en gran número.

También acudió personal de emergencias en una ambulancia que asistió al hombre por los cortes que tenía en su cabeza.