El ministro de Economía, Martín Guzmán, presentará hoy en la Cámara de Diputados el proyecto de ley de Presupuesto para el año próximo, que prevé un crecimiento del 5,5% y una inflación del 29%.

Guzmán concurrirá a las 15:00 a la comisión de Presupuesto y Hacienda, y desde allí se comunicará por videoconferencia con los integrantes, para debatir el proyecto de ley.

Se prevé que el tratamiento del proyecto hasta su aprobación demandará un mes: el próximo martes concurrirá el secretario de Hacienda, Raúl Rigo, y en la primera semana de octubre lo hará el secretario de Finanzas, Diego Bastourre, según trascendió en el Palacio de Hacienda.

El Gobierno estima en el proyecto un déficit primario del 4,5%, cifra que ya tendría el aval del FMI, y un gasto total de más de 8 billones de pesos.

El ministro abrirá la discusión del primer proyecto de Presupuesto de la gestión del presidente Alberto Fernández, que destinará 5,5 billones de pesos a gastos sociales de jubilaciones, asignaciones y programas sociales, que representan el 65 por ciento de los recursos.

También se destinará el 15 por ciento de sus recursos previstos a planes vinculados a políticas públicas de perspectivas de género.

La iniciativa dispone 660 mil millones de pesos al pago de deuda pública, y más de 400 mil millones para la Administración Publica, y uno de 300 mil millones de pesos a gastos de Seguridad y Defensa.

El presupuesto proyecta que las exportaciones crecerán 10,2% y las importaciones 16,3%, lo que dejará un saldo de balanza comercial superavitario en torno a los u$s 15.087 millones, por debajo de los u$s 17.260 estimados para este año.

Estima que el año próximo el consumo privado aumentará un 5,5%, contra una baja del 13,6% estimada para este año, mientras que el consumo público subirá 2%, frente a la merma del 2,1% del 2020.

Para la inversión, se proyecta una caída del 25,6% en este año y un aumento del 18,1% en el próximo y destinar 91 mil millones de pesos al pago de sentencias judiciales por los juicios de retroactivos de jubilaciones, y de 36 mil millones de pesos para los fallos de juicios previsionales del sector de las fuerzas de seguridad y Fuerzas Armadas.