A diferencia de otras jornadas, este lunes hubo una actitud ejemplar y un alto cumplimiento de las restricciones. “Gracias por haber entendido que lo mejor que podíamos hacer era cuidarnos”, indicaron desde la Municipalidad.

Si bien en el día de ayer se viralizó una foto de jóvenes reunidos en la costa central de la ciudad sin barbijo ni distanciamiento, este lunes en el marco del Día de la Primavera las postales fueron otras. Si bien había preocupación por el comportamiento de esta franja etaria, hubo una actitud ejemplar y un alto cumplimiento de las restricciones establecidas para contener el brote de coronavirus en Rosario.

En este sentido, la receta para lograr resultados efectivos no parece difícil de llevar adelante y en el día de hoy quedó en evidencia: un mensaje claro por parte del Estado y la implementación adecuada de operativos coordinados entre las autoridades provinciales y municipales en los puntos críticos de la ciudad.

Desde temprano, los procedimientos de control estuvieron orientados a dispersar las juntadas masivas y no permitir aglomeramientos, algo que prácticamente no hizo falta. «Gracias a las y los jóvenes de Rosario,por haber entendido que lo mejor que podíamos hacer hoy era cuidarnos y cuidar a quienes más queremos», agradecieron desde la Municipalidad.

Del operativo especial, que comenzó a las 13.30 y culminó a las 20, participaron 120 agentes de la Secretaría de Control, más de 100 efectivos provinciales (Agrupación Cuerpos, Orden Público, Policía de Acción Táctica, Policía Comunitaria y Cuerpo Guardia de Infantería) y 15 de las fuerzas federales. En la previa, las distintas jurisdicciones dividieron la ciudad y se repartieron los parques y plazas para aplicar las competencias y atribuciones que tiene cada una de ellas.

De este modo, personal de la Guardia Urbana Municipal (GUM), efectivos policiales a pie y en móviles, integrantes de la brigada motorizada y gendarmes llevaron a cabo recorridas y patrullajes preventivos, y se reforzaron los controles en el tránsito y la circulación peatonal.

Los espacios a fiscalizar fueron los más concurridos de la ciudad en estas circunstancias, como los parques España, de las Colectividades, Urquiza, Independencia, Irigoyen, Scalabrini Ortiz y Sunchales; la Arenera, Cabecera del puente Rosario-Victoria, el Skate Park y la Plaza San Martín. La avenida de la Costa, la ribera central y La Florida serán otras zonas controladas.

La normativa vigente establece solamente salidas breves para caminatas de esparcimiento con uso obligatorio de elementos de protección de nariz, boca y mentón, sin exceder el radio de 500 metros del domicilio de residencia y sin extenderse más allá de las 19.30.