La víctima murió de un balazo luego de que un grupo de ladrones le quitara su Chevrolet en Sarmiento y Gaboto. Al principio, la mecánica del hecho parecía confusa, pero para Fiscalía la hipótesis más fuerte es la del homicidio en ocasión de robo.

Un hombre de 38 años fue asesinado de un balazo tras caer víctima de cuatro ladrones que le robaron el auto cerca del hospital Español. Al principio, la mecánica del hecho parecía confusa pero para Fiscalía la hipótesis más fuerte es la del homicidio en ocasión de robo.

Según fuentes oficiales, Sebastián Andrés Cejas fue asaltado en los primeros minutos de este martes en Sarmiento y Gaboto, cuando estaba, frenado, abordo de Chevrolet Onix blanco. Su mamá, Ana María, estaba con él cuando cuatro ladrones le rompieron una ventanilla y los obligaron a bajarse.

El grupo huyó en el Chevrolet, primero por Sarmiento y luego por Corrientes. De acuerdo al primer testimonio de Ana María, los delincuentes sólo habían golpeado a su hijo, pero luego la fiscal Gisella Paolicelli encontró indicios sobre una agresión armada.

Sebastián murió por un disparo en el pecho a la 1.40 de la madrugada. El caso había sido confuso porque la mamá de la victima no había advertido los tiros y no fue fácil determinar quién disparó.

Al lugar había acudido un policía que hacía adicionales en el Ipam.