Este miércoles pasado el mediodía se registraron nuevos focos de incendios a la vera de la Ruta Nacional 168, dando a las claras que la quema de pastizales en la provincia de Santa Fe no se detiene. El de esta jornada se desató en la zona de bañados antes del puente sobre el Río Colastiné, de la mano que va hacia la provincia de Entre Ríos. 

Como ocurrió días atrás, una gran columna de humo se observa hacia el este de la ciudad capital y reducía notoriamente la visibilidad en el camino que une con la provincia de Entre Ríos.

 

La seguidilla de incendios en zona de bañados sumado a la bajante extraordinaria del Río Paraná provoca cambios en el ecosistema de la región. Prueba de ello es, por ejemplo, la aparición de ejemplares de aguará guazú en zonas urbanas. Recordemos que vieron uno en la Reserva Ecológica de la UNL (Costanera Este) y otro (aunque podría ser el mismo) en la comuna de Arroyo Leyes.

QUEMAS Y MÁS QUEMAS

Desde el fin de semana se registran quemas en diversos puntos del área metropolitana de la ciudad de Santa Fe. El Litoral dio cuenta de un foco ígneo en la costa el viernes por la noche, de otro similar en instalaciones del club Santa Fe Rugby y de otros en lugares cercanos al de este miércoles.