El gobierno de la provincia ofreció a los docentes un aumento salarial que abarca desde el mes de agosto, que tiene como base la suma de 4 mil pesos para los cargos iniciales, y se incrementa según el escalafón y la antigüedad. Esa suma será de 5 mil pesos en noviembre, y llegará hasta los 11.500 pesos para los cargos superiores.

Se trata de montos no remunerativos, pero computables a efectos jubilatorios, y aparte de lo que resulte del aporte nacional. Además, se ofrece una reconsideración en diciembre, que permitiría añadir una nueva suma.

Así lo informaron a los medios el secretario de Trabajo, Juan Manuel Pusineri, y la ministra de Educación, Adriana Cantero, luego de la reunión con los representantes de Amsafe, Sadop y UDA, gremios que ahora extenderán la consulta a las bases a través de los mecanismos habituales.

Pusineri aclaró que “no se trata de un bono”, sino de una política salarial, en la medida en que el incremento ofrecido será una suma permanente, que además se modifica en función del cargo y la antigüedad de cada agente. Además, se trasladará al sector pasivo, con un piso del 80 %.

Cantero, en tanto, hizo notar que la propuesta fue cerrada “después de un intenso trabajo en base al escalafón docente”, y que también comprende cuestiones no salariales, como cronogramas de concursos, titularizaciones, traslados, llamados a inscripción para suplencias. Con la particularidad de que, “por primera vez en la historia de este ministerio, esos procedimientos se harán con un sistema on line”.