El ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, reconoció que la pandemia “debe ceder” para que el país tenga un mejor año en esta materia.

El ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, reconoció este jueves que “el 2021 va a ser un bueno año” para la Argentina en materia económica.

“El 2021 va a ser un buen año para la economía argentina. Obviamente, está la pandemia de por medio y es fundamental que ceda para que eso se refleje”, apuntó el funcionario en una entrevista con Infobae.

Con respecto al acuerdo con los acreedores privados y la cotización de los bonos, especificó que al salir al mercado “tuvieron una tasa de descuento más baja, pero subieron en el contexto de las medidas que se anunciaron la semana pasada”.

“Esperábamos otra tasa de descuento, pero no hay país que pueda sostener un desendeudamiento de golpe del sector privado con las reservas del Banco Central. Hubo que tomar medidas que no son simpáticas, que no nos gustan, para detener la caída de reservas”, manifestó Guzmán.

Y recalcó que “lo que se les da a las empresas es acceso al 40% de vencimiento de capital de deuda por monto superior de un millón de dólares, si es que quieren amortizar capital”.

“Cada empresa hace lo más barato: tener financiamiento en pesos y comprar dólares al tipo de cambio oficial. El problema es que, si todos hacen lo mismo, no se puede: el país se queda sin reservas y termina habiendo un salto cambiario mayor”, añadió Guzmán.

Argentina no sólo tiene volatilidad macroeconómica, tiene volatilidad de su rumbo. No hemos logrado como sociedad definir una tendencia sobre la que avanzar. Eso es igual a un conjunto de inestabilidades de ingresos, empleo, precios”, dijo con respecto a la moneda, y aseguró que “Argentina tiene que recuperar la estabilidad de su propia moneda”.

Con respecto al Presupuesto 2021, añadió: “El país tiene la posibilidad de crecer en lo inmediato con el impulso de la demanda. Luego, lo que necesitamos para evitar caer en los problemas típicos de la inestabilidad argentina, los problemas de la balanza de pagos, es que la capacidad productiva exportable también vaya creciendo”.