Un delincuente le robó el teléfono a una mujer en barrio Arroyito y recibió una paliza al intentar huir. Los vecinos realizaron una protesta y pidieron patrullajes. Un hombre indignado gritó: “La novena tendría que salir a poner un parripollo porque no sirve para nada”.

Otro ladrón fue entregado a la Policía por vecinos. Ocurrió este jueves en barrio Arroyito. El delincuente le había robado a una mujer en su negocio y luego fue retenido a golpes por transeúntes y testigos. Los vecinos realizaron una protesta en pedido de más seguridad.

“No hay prevención, no hay patrullajes. No salen de la comisaría porque dicen que no tienen combustible. Es histórico en el barrio. Cuando salen a caminar salen de a tres mirando el celular. Nosotros tenemos que estar atentos a qué es lo que pasa. Es insostenible. ¿Qué llegás a pensar? O lo omiten o son socios de los delincuentes. La novena tendría que salir a poner un parripollo porque no sirve para nada“, dijo un vecino a De 12 a 14 (El Tres).

La víctima del robo señaló que el delincuente la asaltó a las 9.15 de este jueves. “Se me prendió como garrapata. Me tiró al piso y me golpeó“, relató y agregó: “No hay gente caminando ni patrulleros. Acá, te roban a cualquier hora”.

Otra vecina comentó que entre todos auxiliaron a la mujer y retuvieron al ladrón. Incluso se dirigieron a la puerta de la comisaría 9ª “para pedirle a la Policía que salga”. “Pedía que lo dejemos, que no había hecho nada. Tenía el celular robado”, subrayó la vecina.