Desde la llegada de la pandemia a la provincia de Santa Fe, y cuando se definía el número de camas habilitadas para atender a pacientes con Covid-19, se anunció la adecuación del ex Hospital Iturraspe para sumar infraestructura que permitiera descomprimir al sistema sanitario.

Ese es el escenario actual y en pocos días se espera contar con más de 60 nuevos espacios para alojar a personas que presenten distintos grados de la enfermedad.

Sobre este tema El Litoral dialogó con el secretario de Salud de la provincia, Jorge Prieto.

– ¿Cuánto falta para que se habiliten las instalaciones del viejo Hospital Iturraspe para atender a pacientes con Covid-19?

– Faltan pocos días y no me quiero anticipar. Buena parte del equipamiento que iba a llegar en los próximos días ya ingresó hoy (por este jueves) y esa es una gran ventaja. La estructura edilicia está totalmente equipada, se están haciendo pruebas de vacío, de funcionamiento de gases, de presión que son las mismas que se hicieron antes de inaugurar el nuevo Iturraspe. Ya llegaron las camas que están equipadas y están dispuestos los respiradores.

Va a ser para internación de terapia intensiva para pacientes Covid leves a moderados, para que se puedan descomprimir los otros hospitales; o para asistir en una terapia intensiva a aquellos pacientes que sean externados de otras terapias para poder ingresar otros de mayor complejidad a quien tiene todo el soporte tecnológico para si hacerlo.

– ¿Cuántas camas habrá disponibles?

– Son 20 camas de internación general con oxígeno y 4 de cuidados especiales en el sector que era la Sala 6. Además, 28 camas en lo que era la Maternidad y 16 de terapia intensiva en el sector que funcionaba como Neonatología. Esa es la capacidad operativa que tendrá el ex Iturraspe en pocos días. Ya está el listado del personal sanitario, fue convocado y se comenzó con su capacitación.