Por el crimen estaba detenida la actual pareja de la joven. Una testigo cambió su declaración y la causa dio un giro de 180 grados.

La causa que investiga el crimen de Martin Espíndola en San Nicolás dio un vuelco en las últimas horas tras el cambio de declaración de uno de los testigos del hecho. Ahora, la Justicia ordenó detener a su exnovia y mamá de su beba de once meses, a quien acusan de haberlo matado de una puñalada.

El hecho ocurrió el 16 de junio cuando la víctima fue a visitar a su hija a la casa de su expareja, Lourdes Nair Trenker, y la encontró con su actual pareja. Los dos hombres tuvieron una discusión y el actual novio de Lourdes fue acusado de asesinar a Espíndola con el vidrio roto de una botella.

“En un principio se habían tomado declaraciones testimoniales que sindicaban a Nazareno Biscaro, que estaba en el lugar de la pelea, como autor material del homicidio. Sin embargo, en todo momento, él declaró que no había sido, que quien había apuñalado a Espíndola fue la chica”, explicó a El Norte la fiscal a cargo de la investigación, Verónica Marcantonio.

Con el avance de la causa y los careos entre las personas que lo habían señalado a él como asesino fue que, si bien se constató que la pelea entre Biscaro y la víctima efectivamente existió, quien le había dado la puñalada mortal a Espíndola había sido la madre de su hija, una joven de 20 años.

La clave para el giro de la causa fue una testigo que “en un primer momento acusó a Biscaro pero después reconoció que había mentido porque le tenía miedo a Mario Trenker, el papá de la chica, que está condenado por robo”, explicó la fiscal.

“Biscaro lo que le hizo a Espíndola fue un corte en el pómulo con una botella. Los médicos que hicieron la autopsia dijeron que el corte letal no pudo haberse realizado con una botella sino que debía haber sido un elemento punzante, como punzón o cuchillo”, agregó Marcantonio. Entonces cobró relevancia la versión de varios testigos que la vieron a ella con un cuchillo e incluso, algunos, dando la puñalada.

La víctima fue trasladada de urgencia al hospital San Felipe, donde horas después murió a raíz de la gravedad de la herida, que le había perforado los intestinos y provocado una importante pérdida de sangre. Trenker será indagada en las próximas horas por la fiscal Marcantonio, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 de San Nicolás, quien le imputó el delito de “homicidio”.