El ministro de Educación dijo que tiene la expectativa de que se pueda volver antes de fin año, aunque eso dependerá de cómo evolucione la situación sanitaria.


.
El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, volvió a decir hoy que aún no hay fecha estimada para la vuelta de clases en el área metropolitana de Buenos Aires tras la suspensión a causa de la pandemia de coronavirus, pero confió que el objetivo es regresar a las aulas lo antes posible.

En ese sentido, el ministro se encargó de aclarar que durante enero no se dictarán clases. “Es nuestra expectativa volver antes de fin de año pero no gobernamos los estadísticas epidemiológicas. Estamos trabajando para permitir esto. Pero en enero no va a haber clases presenciales, el impacto de la pandemia no lo resolvemos con tres semanas”, indicó Trotta. El ministro resaltó que el trabajo de los docentes en medio del brote y afirmó: “En el AMBA estamos trabajando para volver antes de fin de año. Hay especialistas que dicen que lo peor ya pasó y otros que dicen que el nivel es alto para proyectar actividades”.

Trotta explicó en diálogo con una radio que el martes se reunirá con las autoridades del Gobierno porteño para proyectar un marco común ante el reclamo de su par porteño para que se habiliten las clases a unos 6.500 alumnos que perdieron contacto con las escuelas en estos meses.

“Venimos conversando con la Ciudad en un regreso escalonado, tenemos una mirada distinta pero queremos construir un indicador objetivo”, añadió. Sin embargo, Trotta repitió que “no están dadas las condiciones epidemiológica” para un regreso total porque “sería poner en riesgo a la población dado que el nivel de circulación (del virus) es alto en la región metropolitana”.

El ministro también se refirió a la situación en el resto del país y señaló que si bien hay provincias con los chicos en las aulas, como La Pampa y Formosa, en otras en que se intentó el regreso hubo que dar marcha atrás por el aumento de los contagios, como Catamarca, San Juan y Santiago del Estero.