En la mañana de este domingo, en un trabajo conjunto de agentes de Policía Provincial, miembros del MPA (Ministerio Público de la Acusación) y personal de la Secretaría de Control Urbano y Convivencia de la ciudad de Venado Tuerto, clausuraron una fiesta clandestina en barrio El Cruce, por violación de las medidas de aislamiento dispuestas en el marco de la pandemia de COVID-19.

El operativo se llevó a cabo en un depósito ubicado en calle Sinclair 2178, en el barrio El Cruce, y según informó la secretaria de Control Urbano, Silvia Rocha, alrededor de las 10 se recibió un llamado para el 911, en la Central de Monitoreo, para que asistiera personal municipal.

“Tras las comunicaciones que tuvimos con Policía de la Provincia, nuestro personal de la Dirección de Inspección General y de Control Urbano concurrió al lugar para acompañar el trabajo que efectuaron las fuerzas de seguridad. Se detectó a una gran cantidad de personas en un espacio donde funciona un depósito y una oficina administrativa de una maderera”, describió Rocha.

Según los primeros datos recabados, durante toda la noche y primeras horas de este domingo se estuvo desarrollando en el lugar una fiesta clandestina, por lo cual se procedió a la detención de 28 personas de sexo masculino y 15 mujeres, todos mayores de edad, que fueron trasladados a la Comisaría 2ª.

Vehículos al corralón municipal y clausura de la maderera

Además, fueron llevados al Corralón Municipal diez autos y tres motos que estaban en el interior del depósito y las inmediaciones del inmueble. Los demorados son vecinos de Venado Tuerto y de otras localidades de la región.

“Se presume que había más cantidad de personas, dado que se encontraron algunos vehículos estacionados que no estaban presentes sus propietarios en el momento del operativo”, detalló la funcionaria y precisó que interviene el fiscal Iván Raposo y se procedió a la clausura de la maderera.