Productos cárnicos de dudosa procedencia fueron secuestrados en una carnicería de Reconquista. El operativo fue llevado a cabo por efectivos de la Guardia de Seguridad Rural Los Pumas en forma conjunta con personal de la Agencia Santafesina de Seguridad Alimentaria.

Según publicó el portal Radio Amanecer, en la inspección de un local comercial de rubro carnicería se decomisaron 110 kilos de carne vacuna, 70 kilos de carne porcina, 15 kilos de carne avícola y 30 kilos de embutidos, al resultar ser de procedencia no segura, no contar con los sellos sanitarios y carecer de documentación correspondiente.

El local fue clausurado y luego se procedió a la inutilización de la totalidad de la carne. Al titular del comercio se le formó una causa por violas las reglas establecidas por las leyes de la Policía Sanitaria Animal.