Un preso que estaba alojado en la cárcel de Coronda fue encontrado muerto este viernes. Acudieron al establecimiento carcelario un grupo de agentes de la División Asuntos Internos del Servicio Penitenciario. El hombre cumplía una condena de once años.

El recluso fue identificado como J.A.G, de 45 años, el cual purgaba su cuarta condena dentro de la Unidad Penitenciaria N°1, por causas de robo calificado y resistencia a la autoridad. Nació en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, pero tenía residencia en Santa Fe capital. Su ingreso al Servicio Penitenciario se dio en los años 2005, 2010 y 2012. Posteriormente egresó con la libertad condicional pero en 2019 volvió a delinquir y regresó a la cárcel.

Según publicó el portal Aire de Santa Fe, desde el interior del penal denunciaron que el joven “gritaba, lo llevaron a enfermería y seguía gritando. Lo dejaron tirado y de golpe apareció muerto”.