El titular de la Cámara de Supermercados de Rosario, Sergio López, señaló que ya empezaron a darse aumentos encubiertos en algunos de los productos incluidos en el programa.

El Gobierno se encuentra ultimando detalles en torno a los aumentos autorizados tanto para el programa de Precios Cuidados, como para el Precios Máximos y se espera que los mismos se den a conocer en las próximas horas. En el primero de los casos, se trata de un aumento de entre 4 y el 6%, mientras que para el segundo se espera una actualización cercana al 3%, cifra muy alejada del 18% que piden las industrias alimenticias.

Los representantes de las diversas empresas de alimentos vienen reclamando desde hace semanas al Gobierno la necesidad de incrementar los precios para los 2300 productos que incluye el programa Precios Máximos. Entre sus argumentos se encuentran el encarecimiento en los costos de logística para su traslado y la creciente devaluación que, según sostienen, hizo perder rentabilidad al sector desde que se autorizó el último aumento, en julio pasado.

Días atrás, la secretaria de Comercio Interior, Paula Español, señaló que se encontraban trabajando en dicho pedido y que buscarían generar “un equilibrio entre los requerimientos de los empresarios y la posibilidad de los ingresos de los consumidores”. Pero lo cierto es que la supuesta cifra que manejan está muy lejos de contentar a las industrias y desde los supermercados ya auguran que habrá desabastecimiento de productos.

Ecos365 se comunicó con Sergio Lopez, titular de la Cámara de Supermercados de Rosario, para conocer cuál será el impacto que tendrá el anuncio en el mercado local. Según Lopez, aunque todavía aguardan la confirmación oficial, desde el rubro se maneja la misma información en torno a un aumento del 3% o 3,5% que, apenas se dictamine sobre fines de octubre, deberá ser replicado por los supermercados y mayoristas de la ciudad.

Lopez señaló que los negocios continúan vendiendo productos a precios desactualizados, que son los que quedaron fijados desde julio. Sin embargo, señaló que en la mayoría de los comercios sigue habiendo faltantes de artículos y que el desabastecimiento continuaría de darse el porcentaje de aumento que ya trascendió

“Las industrias ya nos adelantaron que, de darles este porcentaje de aumento, no nos van a entregar mercaderías. Ellas piden una recomposición en torno al 20%, muy alejada de lo que va a haber y alegan que con ese aumento es imposible abastecer al mercado, entonces nos terminan entregando para cumplir con el precio, pero no con las cantidades. Del 100% de una compra nos dan un 20%”, afirmó Lopez.

El referente comercial indicó que otro fenómeno que viene sucediendo por parte de las industrias es que están empezando a aparecer aumentos encubiertos “hay artículos con la misma denominación, pero con la etiqueta o inclusive el código de barra cambiado. De esta forma, las alimenticias logran acceder a un precio diferenciado y más caro. Ejemplo, un aceite al que el cambian el código y le ponen “blem”, un tipo de agregado que según ellos es mejorado y ahí se da el aumento”.

Por último, consideró que de no solucionarse el problema y arribar a un acuerdo, la situación de los supermercados y consumidores empeorará. “Estamos en una encrucijada en donde, a pesar de cumplir con lo que dictamina la secretaría de Comercio Interior, no podemos recibir mercadería, dependemos de lo que vendemos y tenemos faltante en las góndolas, lo cual repercute en nuestras ventas y en las posibilidades de los consumidores de acceder al programa”, concluyó.