La responsable de conducir la institución refutó a su antecesor. “Hay muchos agentes que se desviven día a día para que pueda cambiar la realidad santafesina. Estamos muy ocupados y preocupados”, aseveró. Impacto de la pandemia en los uniformados.

A un mes de su asunción, Emilce Chimenti hizo un análisis “positivo” de su gestión al frente de la policía de la provincia. “Siempre dije que me siento orgullosa del personal con el que contamos en la institución porque estamos haciendo un esfuerzo muy grande teniendo en cuenta la situación provincial, nacional y mundial a raíz de la pandemia”, planteó.

En ese mismo marco, la funcionaria disintió con su antecesor, Víctor Sarnaglia, quien la semana pasada había dicho que la policía santafesina estaba “desmotivada”. “La verdad que no – refutó Chimenti consultada por El Litoral -. La policía está motivada y está trabajando muchísimo, con mucha fuerza. Hay mucha gente que se desvive día a día para que pueda cambiar la realidad santafesina. Estamos muy ocupados y preocupados; el personal siempre respondió y se adaptó y se va a seguir adaptando a las circunstancias nuevas que van surgiendo”, sostuvo. “Debe ser una apreciación personal de Sarnaglia”, acotó.

El ex jefe de las fuerzas había hablado sobre la falta de motivación de la policía, después de concurrir a una reunión de la Comisión de Seguimiento que fue constituida en la Cámara de Diputados para indagar sobre las causas que involucran a los fiscales de Rosario, Patricio Serjal y Gustavo Ponce Asahad. Sarnaglia había sido citado por los legisladores porque la expresión “sarna” aparecía en un listado de comisarios a los que se les debía pagar una coima a cambio de protección. Tras ese encuentro, el ex conductor de la fuerza atribuyó el recrudecimiento de la violencia e inseguridad a que “los gobernantes” no estimulaban a los efectivos. “El policía está desmotivado; no funcionan las cadenas de mando”, sentenció.

Policía y Covid

Chimenti se refirió, por otra parte, a cómo afecta la pandemia al personal policial. “Estamos en una situación muy complicada. Hoy tenemos seiscientos efectivos aislados de los cuales cien son positivos. Y también tenemos unos cuantos agentes internados en una situación crítica porque para que la gente sepa, nosotros también nos contagiamos, y trabajando. Por eso a veces cuando salgo y veo que todavía hay personas sin usar el barbijo, me preocupa muchísimo porque parece que no se termina de entender cuál es la manera de contagiarse. Creo que hay hombres y mujeres que no entendieron que esto es serio y que hay gente que se está muriendo. Lo vivo repitiendo; la gente se enferma y se muere, y llevamos la enfermedad a nuestras familias”, planteó.

Consultada sobre el acatamiento a la restricción de la circulación que fue impuesto en el sur provincial y en esta ciudad desde las 20 y hasta las seis de la mañana, Chimenti dijo que se diagramaron operativos específicamente para controlar esa situación. “Incrementamos el personal en los controles para verificar que todos tuviesen los permisos de circulación. En términos generales hay acatamiento a la disposición, pero a veces hay que pelear mucho con cierta gente a la que le cuesta entender lo que está pasando. Apelo a ellos para que tomen conciencia de la gravedad de la situación”, concluyó.

Patrulleros

Chimenti, junto al secretario de Política y Gestión de la Información del Ministerio de Seguridad, Jorge Fernández, presidieron este miércoles la entrega de 21 nuevos patrulleros para el departamento La Capital. Forman parte de un total de 220 rodados que se fueron incorporando en el transcurso de las últimas semanas y se afectarán al resto de las Unidades Regionales.

“Estamos entregando estas camionetas en el marco de un plan que tiene como objetivo brindarle a la policía de Santa Fe las mejores herramientas para organizar las tareas de prevención, conjuración e investigación del delito”, dijo Fernández. “Estos vehículos – acotó – están dentro de un programa mucho mayor de modernización de la Policía de Santa Fe. Esa modernización tecnológica tiene que ver con la incorporación de vehículos, chalecos antibalas, cámaras de videovigilancia, armamento más moderno y adecuado para las políticas criminales que hoy les toca vivir a la Policía de Santa Fe”, agregó Fernández.

600 policías de la provincia se encuentran aislados. De ellos, cien han contraído el virus y e resto son contacto estrecho de personas también contagiadas. De los enfermos, varios están internados en situación crítica. Los números son dinámicos y se modifican a diario.