Italia registró el mayor número de contagios de coronavirus desde el 11 de abril al sumar 4.458 en las últimas 24 horas frente a los casi 3.700 de ayer, indicaron hoy las autoridades sanitarias que también dieron cuenta de un aumento del número de testeos.

Según los datos difundidos hoy por el Ministerio de Salud, Italia contabilizó 338.398 personas infectadas desde que se desató la pandemia el pasado 21 de febrero con los primeros casos autóctonos.

Con el dato de hoy se confirma la tendencia al alza en el número de contagios, lo que causa gran preocupación entre las autoridades, ya que para constatar un incremento similar hay que remontarse a los tiempos del confinamiento: el 11 de abril, con 4.694.

No obstante, ahora se hacen muchas más pruebas que antes y desde ayer se alcanzó la cifra récord de 128.000, informó la agencia de noticias EFE.

Por otro lado, desde ayer fallecieron 22 personas, una cifra en la media de los últimos días y que eleva el balance provisional a 36.083 víctimas mortales.

Actualmente unas 66.000 personas son positivas, pero la gran mayoría se encuentran aisladas en sus domicilios con síntomas leves o sin ellos, en tanto el total de hospitalizados creció en 164 respecto a ayer y hay 21 pacientes más en cuidados intensivos.

El Gobierno aprobó anoche un decreto con el que se establece la obligación de usar tapabocas siempre, también al aire libre, y además se extendió el estado de emergencia, que expiraba el 15 de octubre, hasta el 31 de enero de 2021.

El consejero del Ministerio de Salud, Walter Ricciardi, animó a seguir realizando más pruebas de diagnóstico para evitar que a finales de año se llegue a los 16.000 casos diarios, una cifra incluso superior a la confirmada en la primera ola de la primavera.

Las armas para evitarlo, precisó el funcionario en declaraciones citadas por la agencia de noticias ADNKronos, son siete: “Distancia, mascarilla, higiene de manos, la aplicación de trazado de contactos, la vacuna contra la gripe, reforzar de las unidades de cuidados intensivos y urgencias y más pruebas”.

El ministro de Salud, Roberto Speranza, advirtió que aunque Italia tenga menos casos que otros países de su entorno, los contagios “crecen desde hace nueve semanas y crecerán aún más como está ocurriendo en el resto del continente”.

En cuanto a la protección de las fronteras, desde hoy Italia hará testeos a quienes lleguen de Bélgica, Países Bajos, Reino Unido y República Checa, una disposición que ya se aplicaba a los que procedían de España y Francia.

Quedaron afuera de esa lista los que provengan de Croacia, Gracia y Malta.