Este viernes por la mañana, la ministra de Educación de Santa Fe, anunció que la vuelta a clases se dará de forma gradual en escuelas rurales del centro – norte de la provincia. 

“Tal cual decimos todo es continuidad, no son decisiones de impulso de un día. En la continuidad del plan de trabajo que viene llevando adelante Santa Fe, nosotros estaríamos en condiciones en los próximos días de empezar gradualmente y escalonadamente las primeras experiencias en la ruralidad. Para eso estamos pensando en una primera muestra de un grupo de escuelas que reúnen todas las condiciones sanitarias para comenzar el dispositivo de presencialidad. Estamos trabajando con sus directivos, supervisores, directores regionales en el centro-norte de la provincia en la ruralidad más preservada del Covid”, dijo Adriana Cantero en conferencia de prensa.

En ese sentido, la funcionaria explicó: “La semana que viene empezaríamos un cronograma de vuelta a clases de directivos y asistentes escolares y en breve también dentro de la semana que viene o el lunes de la próxima los chicos”.

“Estaríamos pensando en la primera etapa de 50 escuelas diseminadas en distintos departamentos del centro norte que están hoy con todas las condiciones de sanidad. Esto significa que sus maestros no se trasladas de sus localidades o parajes que han tenido Covid, que no tienen Covid en la localidad, que tienen los edificios en condiciones seguras, que tienen los recursos humanos necesarios. También los asistentes escolares que tienen el protocolo de limpieza y también estamos pensando en una propuesta pedagógica”, detalló la Ministra.

Al mismo tiempo, El Litoral consultó sobre la posibilidad de que en las grandes ciudades puedan volver a la presencialidad, al menos los grados extremos, como 7ª o 5ª de la secundaria y Cantero contestó: “Ni siquiera los grados extremos al día de hoy. Pero ustedes saben que esto tiene un gran dinamismo. Lo que queremos anunciar a la comunidad es que la semana que viene todas las escuelas del territorio provincial van a recibir la suma de 70 mil pesos para la compra de los lavamanos, la adecuación de los espacios de circulación y van a recibir la tarjeta que ha destinado el gobierno nacional para todas las escuelas santafesinas con cifras que van desde 10 a 50 mil pesos según la matrícula para la compra permanente de insumos que requieren los protocolos. Además estamos arreglando sanitarios, techos e instalaciones porque lo que no dejamos de hacer es poner en condiciones todos los edificios. Cuando estén dadas las condiciones vamos a iniciar el trabajo en presencialidad, aunque sea por pocos días”.

La medida provincial se da luego de una serie de reuniones que se dieron a nivel nacional en el ámbito educativo y que determinaron que cada provincia tiene la potestad de decidir cuándo y cómo vuelven las clases.

Noticia en desarrollo