El vehículo quedó sobre la vereda y logró mover la estructura del kiosco. Afortunadamente estaba cerrado y no había nadie en el lugar.

En la noche del viernes, minutos antes de las 20, el conductor de un Sandero negro, por causas que se desconocen, perdió el control del mismo y chocó contra el kiosco que se encuentra en el medio de Avenida Freyre en su intersección con calle Salta, frente al hospital José María Cullen.

El impacto provocó que la estructura del kiosco se moviera unos dos metros. Afortunadamente, nadie se encontraba en el lugar en el momento del choque, y no hubo que lamentar heridos.

En las imágenes se puede observar como el auto quedó sobre la vereda.