Según la OMS, las infecciones por el nuevo virus registraron un incremento del 34% y las muertes, del 16%. Reino Unido, Francia, Rusia y España, los países más afectados.

El organismo de salud de la ONU (OMS) dijo hoy que los países de Europa reportaron la semana pasada más de 700.000 nuevos casos de coronavirus, la cifra más alta desde el comienzo de la pandemia y en plena segunda ola de contagios.

En un informe semanal, la Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo que las infecciones y muertes por el nuevo virus registraron un incremento en Europa del 34% y el 16%, respectivamente.

Más de la mitad de los nuevos casos en Europa de la semana pasada fueron diagnosticados en el Reino Unido, Francia, Rusia y España, agregó la OMS.

El organismo dependiente de Naciones Unidas señaló que los nuevos contagios mostraron un “declive notable” en España. El ministerio español de Sanidad notificó hoy 7.118 nuevos contagios de covid, 2.759 en las últimas 24 horas, con lo que la cantidad total se acerca a los 900.000 casos (896.086) desde que comenzó la epidemia.

El número de fallecidos llega a 33.204, tras registrarse otras 80 defunciones, según los datos oficiales. La capital de España y ocho grandes municipios limítrofes siguen en estado de alarma desde el pasado día 9 por alto impacto epidémico y se aplican confinamientos urbanos perimetrales.

Las medidas tomadas en Madrid y sus municipios limítrofes han causado una grave disputa política entre el Gobierno español, que fue el que estableció el estado de alarma, y el ejecutivo regional, presidido por la conservadora Isabel Díaz Ayuso, que considera que dicha decisión obedece sobre todo a criterios políticos.

En tanto, el presidente francés, Emmanuel Macron, prepara con su Gobierno nuevas medidas restrictivas para contener la propagación del coronavirus entre las que puede estar algún tipo de toque de queda nocturno en las zonas más afectadas. Macron intervendrá en televisión a las 20.00 locales (18.00 GMT), en el horario de máxima audiencia.

Este lunes, la agencia de salud pública comunicó 8.505 nuevos contagios, una cifra mucho más baja que en los días precedentes, pero que no sorprende al corresponder al fin de semana, cuando se hacen muchos menos test.

Sin embargo, en Polonia, los positivos y los fallecimientos se dispararon un 94% y un 104%, respectivamente.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo esta semana que el organismo entendía la frustración de la gente con la continuidad de la pandemia pero advirtió que “no hay atajos ni recetas mágicas”.

La OMS dijo que la imposición de cuarentenas debería ser “de último recurso” cuando no se tiene otra opción o cuando se busca ganar tiempo para preparar mejor el sistema de salud, y urgió a los Gobiernos a usar estrategias más puntuales para combatir el nuevo virus