Son dispositivos separados en veredas y calzadas para bares y restaurantes -entre otros-, con los que se intenta lograr distancia social entre clientes y así evitar contagios de coronavirus. La gran mayoría ya fueron demarcados, y están en barrios Centro, Sur y Candioti. 

A la fecha, hay 40 balcones o decks gastronómicos que están autorizados por la Municipalidad. En su gran mayoría ya están demarcados: a los dueños de los locales -bares, restaurantes, etcétera- se les otorga un permiso provisorio para que no inviertan en este momento y que puedan “compensar” con los costos de esa capacidad instalada y de la aplicación de los protocolos. Este es el dato que se maneja hoy en el municipio: en medio de la curva ascendente de contagios por coronavirus en la ciudad y provincia, lo que se busca con estos dispositivos (que son espacios separados sobre veredas, canteros, calzadas de la calle) es justamente garantizar las distancias sociales entre los comensales y clientes. El tiempo dirá si funcionaron o no.

La mayoría de los balcones habilitados son del rubro bares, pero también hay de restaurantes y de drugstores con atención al público. Se concentran principalmente en en los barrios Centro, Sur y Candioti: en este último hay desde hace varios años un boom de bares. Estos locales -cabe recordar- hoy están autorizados a trabajar con un máximo de ocupación del 30% y con estrictos protocolos.

“Estamos recibiendo muchos pedidos (para colocar estos dispositivos), y los que ya los implementaron los están utilizando bien. Eso hace que el resto de los titulares de bares y restaurantes los vean y se entusiasmen. Hoy se podrán instalar con permisos provisorios; una vez que se acomode la situación (epidemiológica), lo que se les exigirá a los dueños de estos locales es que cada deck puesto sea del modo en que se precisa en la ordenanza (ver Relacionada). Porque hoy vemos balcones que están con separaciones simples, y no podrán quedar definitivos así”, le dice a El Litoral Matías Schmüth, secretario de Producción y Desarrollo Económico municipal.

Ocupación del 30%

-¿Han tenido pedidos para la instalación de balcones sobre la calzada en sectores que son “puntos críticos” por el tránsito vehicular?, preguntó El Litoral.

-Tuvimos pedidos de instalación de decks gastronómicos donde no hay estacionamiento. Entonces, no se los permite. Pero la verdad es que todos los pedidos que recibimos son de titulares de locales que tienen estacionamiento admitido enfrente (de su local gastronómico) o en algún espacio público, donde sí se puede colocar un balcón en estos casos. Sólo se han rechazado algunos que no están incluidos en los rubros que pueden solicitar su colocación. En el resto, se han autorizado en la gran mayoría.

-En algunos casos, pareciera que se supera el 30% de ocupación de clientes, porque se puede observar mucha concentración de gente en bares y restaurantes. ¿Este tema se está siguiendo desde el municipio?

-Estamos tratando de que se dé la mayor ocupación al aire libre (no está recomendado por la autoridad sanitaria que haya gente en espacios cerrados), pero que se respete el distanciamiento y el porcentaje permitido de ocupación. Se están haciendo muchos controles.

De todos modos, hay un trabajo de control mutuo entre lo público y lo privado, con la Cámara de Bares y la Asociación Gastronómica. Porque los titulares de bares saben que siempre están en “el ojo de la tormenta” ante cualquier nueva restricción de su actividad, principalmente por parte de Provincia. Son lugares concurridos, y ellos saben que, ante una escalada de contagios, pueden volver a cerrar. Veo que hay conciencia en cuidar lo que hay permitido, y que hay que defenderlo, porque después, si ocurriera un nuevo cierre, se haría más difícil y cuesta arriba volver a empezar.

“Lo primero que se cierra es lo último que se abre. ¿Y en lo primero que se cierra (lo vemos porque ya ha pasado) están el gimnasio, el bar, el restaurante? Entonces, trabajamos con los gastronómicos en este concepto de ‘cuidemos lo que tenemos hoy. Se sabe que no alcanza, pero de momento es lo que se puede’. Todo va de la mano de la situación sanitaria”, concluye Schmüth.

Por ordenanza

El 25 de junio, el Concejo local sancionó por ordenanza el Mensaje N° 8 del Ejecutivo local, y habilitó a los titulares de locales gastronómicos -bares, restaurantes, cafeterías, heladerías, etcétera- a instalar “decks” o “balcones gastronómicos”, espacios separados entre sí y sobre el espacio público en veredas, partes de calles e incluso en canteros y plazas.

Sólo podrán solicitar la habilitación de estos balcones los locales habilitados para actividades gastronómicas: establecimientos donde se elaboran y preparan, sirven o expenden comidas, bebidas, helados e infusiones para ser consumidas dentro del local y en la vía pública (habrá mesas y sillas).

A los titulares de estos locales que coloquen tales balcones se los eximirá del pago de las alícuotas por Drei hasta fines de año: los porcentajes de esas alícuotas (que son variados y van del 25% al 50%, siempre dependiendo de las Zonas Inmobiliarias de ubicación) se revisarán en el tratamiento legislativo de la próxima Ordenanza Tributaria Municipal para el ejercicio 2021.