Personal policial secuestró 160 kilos de carne vacuna en un control vehicular en el cruce de la ruta nacional 98 y la provincial 83s. Se paró un Renault 19, conducido por hombre de 48 años a quien le solicitaron autorización para realizar una verificación y control en el rodado, constatando en el interior la existencia cortes cárnicos, envueltos en una lona.

Consultado por la procedencia de la carne, manifestó ser proveniente de una faena de un animal vacuno de su propiedad, por lo que por prevención se procedió al secuestro preventivo de 160 kilos de carne vacuna y el traslado hasta sede policial.

Una vez examinados los cortes cárneos por los inspectores, se dictaminó no aptos para consumo humano, por ser proveniente de faena clandestina, siendo posteriormente desnaturalizada.