El Cabezón, recientemente recuperado, repasó lo que fue el momento en que cree que se infectó y confesó: “Estoy enojado conmigo mismo porque me descuidé”.

Recientemente recuperado tras contagiarse de coronavirus, el exfutbolista Oscar Ruggeri regresó a su trabajo en la televisión y repasó lo que fue el momento en que, por un descuido de 15 minutos, cree que se infectó con el virus.

“Estoy enojado conmigo mismo porque me descuidé, cada uno debe ser responsable. Yo me descuidé ese viernes que salí de acá, 15 minutos. Salí, me junté. No me quedó otra. No es que hice una reunión por hacer: tenía que hacer un Zoom y no sabía cómo. La computadora la prendo, pero el Zoom no sé. Me mandaron un código pero no… Si entendés eso… Entonces, vinieron a ponerme el Zoom y 15 minutos duró todo, me saqué el barbijo”, explicó el Cabezón durante su regreso a 90 minutos (ESPN).

En cuanto a los síntomas, Ruggeri explicó con un poco de humor y una anécdota escatológica lo que fue el momento en que se dio cuenta que estaba manifestando los primeros signos de la enfermedad. “Un día voy al baño y digo: ‘Ah, la mie… Sin olor’. Estaba sentado en el inodoro y pensaba: ‘Che, no tengo olor, soy un genio’. Tiro la cadena y no me daba cuenta hasta que pensé y dije ‘perdí el olfato’. Así me di cuenta, así me pasó. Después, agarré un perfume, lo abrí y no sentía nada”, contó.

Por fortuna, el excampeón del mundo transitó la enfermedad sin mayores inconvenientes, aunque aseguró que el aislamiento lo afectó, así como también tuvo temor a perder la vida: “Me quedé en una habitación solo. Conté los pasos: la habitación tiene cinco pasos por cuatro. El bañito, tres por dos. Los conté todo el tiempo, chocaba con la pared. Fue bravo. Yo fui leve pero no se lo recomiendo a nadie. Te falta el aire y decís: ‘Me muero, ¿cómo llego al hospital?’. Por las noches, tuve miedo a morir”.