El ganador del Óscar Jeff Bridges anunció este lunes que fue diagnosticado con un linfoma y aseguró que sus médicos son optimistas sobre su recuperación.

Bridges, de 70 años y una de las figuras más reconocidas y consistentes de Hollywood, no precisó qué tipo de linfoma padece pero indicó que ya comenzó su tratamiento. “Como el Dude diría”, inició un mensaje en Twitter en referencia a su icónico personaje en “El gran Lebowski”. “Nueva m**da ha salido a la luz”.

“Me han diagnosticado un linfoma. Aunque es una enfermedad grave, me siento afortunado de tener un gran equipo de médicos y el pronóstico es bueno”, añadió el actor.

“Estoy profundamente agradecido por el amor y el apoyo de mi familia y amigos”, añadió. “Gracias por sus oraciones y buenos deseos. Y, ahora que tengo su atención, por favor recuerden ir a votar” en las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

El linfoma es un tipo de cáncer del sistema linfático, que es parte del organismo que combate los gérmenes.

Bridges proviene de una dinastía que incluye a sus padres Dorothy y Lloyd, con quienes debutó en la pantalla chica en 1958 en la serie “Sea Hunt” antes de saltar a muy temprana edad al cine.

Con más de seis décadas de experiencia y 91 créditos de actuación, Bridges tiene siete nominaciones al Óscar y una estatuilla por “Loco corazón” (2009), en el que demostró sus habilidades como músico al interpretar a un cantante country alcohólico que intenta volver a sus días de gloria.

En su larga carrera ha hecho de todo. Desde sobreviviente de un accidente aéreo en “Sin miedo a la vida” al legendario “The Dude” en la película de culto de los hermanos Joel y Ethan