El encuentro fue el lunes en Olivos. Tal como se observa en las fotos, no cumplieron con las medidas de prevención.

El presidente Alberto Fernández cenó el lunes por la noche con el exmandatario de Bolivia Evo Morales en Olivos, para celebrar el triunfo de la fórmula del Movimiento al Socialismo (MAS) en ese país en las elecciones presidenciales del fin de semana pasado. En el encuentro no cumplieron con medidas de prevención de contagios de coronavirus, ya que no respetaron el distanciamiento social ni usaron tapabocas o barbijos.

El Presidente felicitó personalmente a Morales por la victoria del candidato Luis Arce, respaldado por el expresidente. Morales le agradeció a Fernández “el apoyo del pueblo de Argentina” y también manifestó su “gratitud” a la vicepresidenta Cristina Kirchner, que al igual que el presidente tiene buena relación con el exmandatario de Bolivia.

Según información oficial Morales fue convocado a una cena en la residencia de Olivos. En el encuentro participaron además el Secretario General de la Central de Trabajadores de Argentina (CTA) y diputado nacional Hugo Yasky y su par de bancada Eduardo Valdés, cercano tanto al Presidente como a la vice.

Durante el encuentro no se respetaron medidas básicas para evitar contagios de COVID-19, pese a los muchos pedidos del mandatario para cumplir con los cuidados para prevenir contagios de la enfermedad. En la foto que difundió Presidencia se ve que los dirigentes no cumplieron con el distanciamiento social ni usaron tapabocas o barbijos.

El lunes el Presidente y la vice felicitaron vía Twitter a Arce por su victoria en las elecciones presidenciales de Bolivia. El mandatario consideró que “no solo es una buena noticia para quienes defendemos la democracia en América Latina” sino que “es además un acto de justicia ante la agresión que sufrió el pueblo boliviano”.

Mientras que Cristina Kirchner escribió: “Felicitaciones a Lucho Arce y David Choquehuanca que, junto a Evo, construyeron en Bolivia un gran triunfo popular. La Patria Grande feliz”, en un mensaje acompañado por una foto de ella junto al expresidente de Bolivia.

Morales permanece en la Argentina desde el 12 de diciembre luego de su exilio en México, tras su renuncia al frente del Ejecutivo boliviano, luego de denunciar un golpe de estado. En las últimas elecciones fue jefe de campaña presidencial de Arce pero no pudo votar por estar inhabilitado por la Justicia.