Los ediles Marina Magnani y Andrés Giménez, de Unidad Ciudadana, se reunieron con el intendente Pablo Javkin.

El bloque de concejales de Unidad Ciudadana presentó al Ejecutivo municipal rosarino la propuesta de incorporar una nueva línea de transporte urbano de pasajeros que circule por la avenida de Circunvalación.

“Queremos facilitar la movilidad de la gente de los barrios y descongestionar el tránsito en el centro”, indicó Marina Magnani, presidenta de la bancada de Unidad Ciudadana, tras presentar la iniciativa en el marco de la reformulación del sistema propuesta por el intendente Pablo Javkin, con quien se reunió este martes junto con su compañero de bloque Andrés Giménez. Del encuentro participaron también la presidenta del Concejo Municipal, María Eugenia Schmuck, y el titular de la Comisión de Servicios Públicos del cuerpo legislativo, Fabricio Fiatti.

“El intendente invitó a pensar alternativas ante la situación actual signada por la pandemia y la falta de pasajeros; y vinimos a exigirle que se aproveche esta posibilidad histórica de modificar una forma de pensar el transporte urbano, de forma que resuelva genuinamente la necesidad de los rosarinos y las rosarinas, y no sólo las necesidades de las empresas”, sostuvo Magnani.

“Nuestra propuesta, pensada para después del aislamiento preventivo dispuesto para frenar la pandemia, es un transporte que interconecte todas las zonas de la ciudad, incorporando una línea que funcione por la Circunvalación, con paradas estratégicas en los puntos de contacto con avenidas, pensando de esta manera una modalidad que deje de tener paso obligado por el centro de la ciudad, con mirada metropolitana, que brinde solución a los vecinos y vecinas de los barrios que se formaron en los años recientes”, añadió la titular del bloque Unidad Ciudadana.

“La ciudad se expandió hacia la Circunvalación y pasando los límites de la misma, fundamentalmente hacia la zona norte, donde existen nuevos barrios consolidados y urbanizados, pero aislados en términos de transporte”, señaló después.

“Esto significaría para muchos trabajadores la posibilidad de llegar a sus lugares de trabajo sin tener que hacer trasbordos, debiendo transitar por todo el centro urbano. Así se reducirían notoriamente los tiempos de viaje, generando una mejora en la calidad de vida de los residentes de las zonas limítrofes del municipio”, resaltó por su parte Andrés Giménez.

“Además, nos permite pensar un sistema interconectado con las localidades aledañas, desde donde se trasladan diariamente muchas personas para trabajar en nuestra ciudad.

Entre otros beneficios, un sistema de Transporte Circunvalar implica la descongestión del tránsito para el macro y microcentro de la ciudad, cuyo tráfico está completamente saturado”, agregó.