“Iban camino a realizar una operación en el distrito cuando fueron atacados por talibanes”, dijo Jawad Hejri, portavoz del gobernador de la provincia de Tajar.

“Los talibanes habían tomado posiciones en las casas de la zona y tendieron una emboscada a nuestras fuerzas”, agregó. Según él, “los combates continúan y los talibanes también han sufrido muchas bajas”.

Abdul Qayum, director de los servicios de salud de la provincia, confirmó el ataque, pero dijo que había habido 34 miembros de las fuerzas de seguridad fallecidos. Los talibanes no han reaccionado ante estas informaciones.

Acuerdo de paz con Estados Unidos

El grupo insurgente y Estados Unidos firmaron en febrero un acuerdo histórico tras 19 años de guerra. Washington se comprometió a retirar a todos sus militares de Afganistán y a cambio, los talibanes prometieron no dejar que grupos terroristas operen desde los territorios que ellos controlan, no atacar ciudades e iniciar conversaciones de paz directas con el gobierno de Kabul.

Pero estas negociaciones afganas solo empezaron en septiembre en Doha, en Catar, y la violencia no se ha reducido. Por su parte, las fuerzas estadounidenses han seguido retirándose como previeron.

Por su parte, en Jalalabad, murieron al menos 11 mujeres y otras 13 resultaron heridas al producirse una estampida este miércoles cuando miles de solicitantes de un visado paquistaní se congregaron en un estadio en el este de Afganistán.

Los hechos tuvieron lugar esta mañana en un estadio de fútbol en Jalalabad, capital de la provincia de Nangarhar, donde el consulado de Pakistán en la ciudad había abierto el proceso de solicitud de visados por primera vez tras siete meses de cierre por la pandemia.

Las autoridades, sin embargo, no esperaban que se congregaran allí “decenas de miles” de hombres, mujeres y ancianos, lo que propició la tragedia, según informó a Efe la oficina de prensa del gobernador de Nangarhar.