Puesteros cortaban otra vez la costanera en reclamo de habilitaciones. Bares y otros locales formales de la zona temen por su seguridad: “Piden la colaboración de todos pero de prepo”

Puesteros y algunos vendedores de pescado de La Florida mantenían este jueves sus protestas por trabajo y estaba cortada la avenida costanera a lo largo de la zona de playas.

Las manifestaciones se iniciaron el pasado domingo con algunos incidentes por parte de personas que reclaman la habilitación de sus locales o carros de venta ambulante.

“Estos lugares sufrieron clausuras por no tener habilitación o no cumplir los protocolos –por la pandemia de coronavirus– pero no son pescadores, venden cosas que no son pescado”, advirtió en Radio 2 un comerciante formal de la zona que se identificó como Martín.

Denunció que tanto él como algunos pares sufrieron aprietes de los manifestantes: “El domingo rompieron cosas y atacaron a comerciantes de la zona, entre los cuales estoy yo. Y así con cualquiera que estuviera abierto y no haya querido cerrar. Entiendo la necesidad pero piden la colaboración de todos los otros comercios pero de prepo”.

El epicentro de la protesta se daba frente a la Rambla Catalunya pero el corte en la avenida Carrasco era entre Gallo y Escauriza, por parte de agentes policiales y de tránsito que organizaban desvíos.

En ese sentido, Martín se manifestó “preocupado por la poca posibilidad que tiene de actuar la Policía” ante la manifestación y graficó: “Es sólo mirar y evitar que nos prendan fuego los locales”.