La erosión y los desmoronamientos provocaron riesgo hídrico en una zona muy poblada de la Costa. El problema lleva varios años sin una solución. Y el gobierno provincial comenzó a elaborar un proyecto para repararlo.

La pronunciada bajante del nivel del río Paraná en nuestra región lleva aproximadamente un año y acarreó un problema que deberá ser solucionado antes de que vuelva a subir. La falta de presión del agua por su escasa altura generó nuevos desmoronamientos sobre la defensa del terraplén Garello en Colastiné Norte, junto a la toma de agua sobre el río Colastiné. Dicha toma abastece a la planta potabilizadora de Aguas Santafesinas en barrio Candioti Sur, la cual distribuye el agua de red a toda la ciudad de Santa Fe.

El problema de los desmoronamientos en la defensa en ese punto del anillo de defensa ubicado donde termina la calle Ibirá Pitá no es nuevo. Es que aguas arriba de allí se observa la confluencia de los ríos Ubajay y Colastiné y además hay una curva del curso de agua que genera un remanso e impacta de lleno contra la defensa. Con el río alto esa fuerza es muy poderosa. Esto provoca la natural erosión que generó varios desmoronamientos.

Hace casi una década atrás ya se había reparado la defensa en ese punto con una obra de infraestructura de tabla estacado y una “pirámide” contenedora de arena. La misma consistía en un sistema de bolsas de arena gigantes -conocido como “geotubos”- dispuestos a modo de dique bajo el agua, dentro del cual se rellenó con arena confinada con capas sucesivas de malla de geotextil -conocido como “bidin”- de 4,50 metros de ancho por 100 metros de largo. Pero la fuerza del río desmoronó la obra. En consecuencia, el riesgo hídrico es latente en la zona. Aunque hoy no genera demasiada preocupación mientras el nivel del río se mantenga bajo. Pero si crece puede provocar una inundación.

“Está totalmente destruido, socavado y lo que cae lo va arrastrando el río”, advirtió el vecino Antonio Yapur este viernes por la mañana, parado sobre la defensa. “Esto genera un riesgo muy grande, porque si crece el río pone en riesgo a todos los vecinos de Colastiné, pero también a los de Rincón, porque el anillo de defensa es único”.

“Mi casa está a pocas cuadras de acá, por lo que tengo que convivir con el temor a una inundación”, apuntó luego Fabio González, otro vecino del lugar que encabezó varios reclamos y gestiones ante las autoridades. Además de la reparación del terraplén estos vecinos vienen reclamando desde hace tiempo atrás por el mantenimiento permanente del mismo “porque hace muchos años, más de una década, que no se hace ningún mantenimiento, ni la provincia ni la municipalidad”, dijo Yapur.

En febrero pasado los vecinos fueron recibidos por las nuevas autoridades provinciales que heredaron el problema de la gestión anterior. En dicha reunión les explicaron cuáles son los pasos a seguir para solucionarlo. Y este viernes, desde el Ministerio de Infraestructura, Servicios Públicos y Hábitat de la Provincia, el secretario de Recursos Hídricos, Roberto Gioria, anunció el comienzo de la elaboración de un proyecto licitatorio, junto al Consejo Federal de Inversiones (CFI), para la nueva obra de protección del terraplén Garello.

Las obras

En este sentido, el funcionario destacó las diferentes labores a desplegar en la zona, cuyo plazo de ejecución será de seis meses. “A fines de la semana pasada se comenzó con los relevamientos topográficos y batimétricos; y mediciones de caudales y velocidades. Consisten en relevamientos de perfiles transversales y longitudinales del terraplén y obras de arte, perfiles batimétricos transversales y longitudinales de los cuerpos de agua y aforos líquidos”.

Otros trabajos de campo que se desarrollarán son ensayos de geotecnia en el talud húmedo, sobre el coronamiento y sobre la zona protegida.

“Las principales tareas a desarrollar en gabinete consisten en el análisis de los procesos que pueden generar el colapso de la obra; el desarrollo geométrico de la protección; diseño hidráulico, cálculos estructurales, compatibilización de la obra de toma de agua con las obras de protección a implementar; análisis de costos parciales y totales e informes ambientales y planes de gestión ambiental”, describió el secretario de Recursos Hídricos.

Riesgo

Por su parte, el subsecretario de Estudios y Proyectos, Jorge Collins, comentó que al terraplén Garello, desde su construcción, se le han realizado diferentes obras de mantenimiento, desafortunadamente sin mayores éxitos, “a lo largo del tiempo se han generado vulnerabilidades por la situación estructural de la defensa y por su escasa eficacia en el resguardo de la protección fluvial. Su eventual colapso produciría el anegamiento de los sectores urbanos de los dos distritos mencionados, afectando a más de 15.000 habitantes”.

Y agregó: “Este estudio tratará de determinar las causas de las fallas sucesivas de las diferentes soluciones de protección implementadas a lo largo del tiempo, y además, se planteará una nueva obra en el talud húmedo del terraplén donde se encuentra un muelle perteneciente a la estructura de la toma de agua”, concluyó.

Así las cosas, recién ahora se pondrá en marcha un proceso de seis meses para elaborar un proyecto ejecutivo que brinde la solución. Luego se deberá llamar a licitación pública, concesionar la obra a una empresa privada y llevarla a cabo. Por lo tanto, los vecinos deberán convivir con el temor por al menos uno o dos años más. Como mínimo. “Es una obra costosísima”, advirtió Gioria.

-¿Qué grado de vulnerabilidad existe hoy?

-En caso de una creciente extraordinaria es vulnerable. Por ello prevemos realizar una primera obra a licitar pronto para agrandar la masa del terraplén y evitar el colapso y el riesgo hídrico -finalizó Gioria.

El mantenimiento de la defensa

Más allá de la reparación del sector del terraplén Garello que sufrió la erosión provocada por el río Colastiné, los vecinos de la zona están preocupados también por la falta de mantenimiento histórica del anillo de defensa de la Costa. “Esto es algo que nos preocupa no sólo a los vecinos de Colastiné sino también de Rincón”, dijo Antonio Yapur.

Consultado al respecto, el secretario de Recursos Hídricos, Roberto Gioria, dijo a El Litoral este viernes que le preocupa “los asentamientos sobre el terraplén y algunas acciones no compatibles a la defensa”. Y citó a modo de ejemplo “el tránsito de vehículos y algunos puntos donde se rebajó el nivel para el paso de animales”. Luego anunció que tienen previsto “trabajar para solucionarlo”.

-¿Los trabajos de mantenimiento los realizará la Provincia o los municipios involucrados?

-Hay algunos trabajos menores que los realizarán los municipios, pero las grandes obras que tienen mayores costos las realizará la provincia.