Ocurrió este sábado. Efectivos abrieron fuego contra un grupo de adolescentes que ingerían alcohol en la vía pública. Hay otros dos heridos. La Policía informó que los sujetos estaban ocasionando disturbios.

 

Ocurrió este sábado a la noche en esa ciudad del departamento Cruz del Eje. Además del joven fallecido, hay otros dos heridos.

Según las primeras informaciones, efectivos del lugar abrieron fuego contra un grupo de jóvenes menores de edad, quienes se encontraban ingiriendo bebidas alcohólicas en la vía pública.

Por el hecho, uno de los jóvenes heridos, identificado como Jorge Navarro, de 18 años, permanece internado en Villa del Soto por dos heridas de bala, una en el maleolo interno del tobillo derecho y la otra en la pantorrilla izquierda.

En tanto, el segundo joven, Braian Villagra, de 15 años, recibe atención médica en el Cruz del Eje por una herida punzante en el brazo derecho y fractura de fémur.

La versión de los vecinos 

Una vecina del zona y testigo del hecho, Gloria, denunció, en diálogo con Cadena 3, que se trató de una balacera.

“La policía pasó y le dijo a los chicos que se fueran, pero el móvil se va y cuando vuelve a pasar empezaron a tirar balas. Ellos comenzaron a gritar que le pegaron un tiro a uno de los chicos”, indicó.

Los chicos gritaban ‘ayuda, ayuda’; los tiros le dieron a otros dos menores más

En esa línea, agregó: “Los chicos no molestaban a nadie, no estaban robando ni haciendo daño. Sí estaban escuchando música y tomando alcohol”.

La vecina aseguró, además, que tras la balacera el dispensario no quiso brindar atención médica a los jóvenes que sufrieron el impacto de la balas.

La Policía es muy abusadora en este pueblo, nadie dice nada

“La enfermera no salió. Ellos le golpeaban los vidrios y lo rompieron por la impotencia de que no los atendían. Las balas no eran de goma; eran de un calibre de 9 mm”, sostuvo.

La versión de la Policía

Autoridades policiales de Paso Viejo indicaron que en total había 20 jóvenes en el lugar, mayores y menores de edad, quienes “estaban ocasionando disturbios”, e informaron que los efectivos realizaron disparos de arma de fuego al aire “al verse superados en número por los agresores”.

El relato policial aseguró que tras solicitarle a los sujetos que se retiraran del lugar, “la multitud se abalanzó contra los efectivos y arrojan golpes de puño, pedradas y objetos contundentes, por lo que el personal policial, al ser lesionado, repelió dicha acción con disparos de armas de fuego de pistola y escopeta provista”.

“Los agresores destruyeron la parte interna de los mobiliarios. Hubo daños a las unidades móviles: intentaron prender fuego al móvil 6254, como así también se puede observar en el dispensario daños en puerta y ventana”, reza el comunicado.

Investiga la fiscal de Deán Funes, Fabiana Pochettino, quien aún no han brindado declaraciones. Separaron a los uniformados y se busca identificar quién fue el policía que efectuó el disparo que dejó sin vida a Joaquín Paredes.