La justicia de Rosario imputó hoy a 18 personas por violar el aislamiento social preventivo y obligatorio al participar de una fiesta clandestina, informaron fuentes judiciales y policiales.

La fiesta clandestina se realizó en un domicilio particular ubicado entre las calles Unión y Godoy Cruz del barrio La Cerámica, ubicado en la zona norte de Rosario, consignaron a Télam fuentes ligadas a la investigación.

A raíz de una denuncia al 911 porque se escuchaba música y ruidos molestos, esta madrugada, alrededor de las 4, la policía detuvo en el lugar a 18 personas; 11 varones y siete mujeres.

Tras la formación de la causa penal por violación de las normas sanitarias, el fiscal de la Unidad Especial-Covid-19-Carlos Covani esta mañana ordenó la liberación de todos por no tener antecedentes penales, informó a Télam el Ministerio Público de la Acusación de Rosario.

En esta ciudad del sur de Santa Fe, rige desde hoy una prórroga del aislamiento social, preventivo y obligatorio que se extenderá, en principio hasta el 8 de noviembre próximo, marco en el cual están prohibidas las reuniones de cualquier tipo en lugares cerrados.