Decenas de miles de personas se manifestaron hoy en la capital de Bangladesh en reclamo de un boicot a productos franceses y quemaron carteles con la cara de Emmanuel Macron, en medio de indignación en el mundo musulmán con el presidente de Francia por haber defendido la publicación de caricaturas de Mahoma, el profeta del islam.

Según la policía, más de 40.000 personas participaron de la marcha en la ciudad de Daca organizada por el Partido Islamista, que fue detenida antes de que llegara a la embajada francesa, informó la agencia de noticias francesa AFP

Macron es blanco de manifestaciones en varios países musulmanes después de que anunciara que Francia continuaría defendiendo las publicaciones satíricas del profeta Mahoma, durante un homenaje a un profesor decapitado en un ataque islamista el 16 de octubre por haberlas mostrado a sus alumnos.

Esta creciente ola de protestas en el mundo musulmán es encabezada por el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, quien el sábado cuestionó la “salud mental” de Macron y ayer llamó al boicot de los productos franceses.

Países como Qatar y Jordania comenzaron a retirar los productos franceses de las góndolas, mientras que en los territorios palestinos de Gaza, en Túnez, Siria y Senegal hubo manifestaciones para denunciar los “ataques al islam” de Macron.

En los últimos días, decenas de sitios web franceses sufrieron ataques de piratas informáticos, que publicaron mensajes de propaganda islamista.

El presidente francés, por su parte, recibió el respaldo de los líderes de Países Bajos, Alemania, Italia, Grecia y la Unión Europea (UE).