“El secretario de Salud dio que los números de la pandemia “son mejores que hace 45 días”, pero aclaró: “Para sacar conclusiones hay que esperar”.

El secretario de Salud de Rosario, Leonardo Caruana, dijo que los actuales números de la pandemia en la ciudad “traen un poco de alivio” con relación a la semana pasada, pero así y todo prefirió no sacar conclusiones definitivas como para afirmar que la pandemia de coronavirus ya pasó por Rosario.

“Tener, como tuvimos ayer, 690 casos por día, 20 fallecimientos y un 80 por ciento de ocupación de camas, significa que hay que seguir trabajando en todo los frentes”, expresó. Rosario registró ayer ese número de nuevos contagios, mientras que en toda la provincia se reportaron 1.728. El informe oficial del Ministerio de Salud de la provincia cerró ayer a la noche 36 nuevas víctimas fatales en toda la bota.

En declaraciones, el responsable del área Salud de la Municipalidad de Rosario se refirió a estos últimos indicadores. “Son índices mejores que hace 45 días atrás cuando teníamos 9 ó 10 días en la duplicación de contagios. Eso significa que se ha retrasado la multiplicación de casos. Con respecto al número de contagios y la tasa de ocupación de camas, tenemos una leve disminución con respecto a la semana pasada. Si comparamos entre el lunes de la semana pasada y ayer, la disminución varía del 25 al 30 por ciento”.

“Para sacar más conclusiones con respecto a si esto será una tendencia o si es sólo un episodio en la realidad compleja de Argentina, yo preferiría esperar un poco más. Sí genera un alivio en relación en que no es lo mismo seguir 600 casos de los cuales haya muchos contactos estrechos, que hacer lo mismo con 1.400. Eso genera una disminución en la tensión de los trabajadores de la salud”, agregó Caruana.

Al ser consultado sobre el índice de camas ocupadas en el sector privado, el secretario de Salud señaló que ese guarismo “no ha aumentado con respecto a la semana pasada. Tenemos un 87 por ciento de camas críticas en el sector privado levemente mayor, pero sigue manteniéndose en un nivel que permite la atención de pacientes”.

“Tenemos que seguir trabajando en la misma profundidad de las estrategias de cuidados, de gestión de los centros de salud, seguir con los test rápidos en los barrios y en todos los planes de contingencias en los hospitales, con un leve alivio con respecto a la semana pasada, pero sin sacar conclusiones definitivas”, añadió.