Diego Valenzuela, otro Intendente de Juntos por el Cambio, también con el subsidio que entregará la Provincia.

Jorge Macri también se metió en el debate por las tomas de tierras y criticó el subsidio que el gobierno de la Provincia de Buenos Aires entregará por mes para desalentar las usurpaciones.

“50.000 pesos a cada usurpador de Guernica. 0 pesos para subsidiar jardines maternales e infantes. 0 pesos para los pequeños comercios que apenas subsisten”, escribió en Twitter el intendente de Vicente López.

E interpeló al gobernador bonaerense, Axel Kicillof: “El que labura cierra y el que usurpa hace negocio. La provincia no es inviable, pero así la hacen invivible”.

Diego Valenzuela también se manifestó su disconformidad con que la Gobernación “subsidie a personas que toman tierras”.

“Los (escasos) recursos de los bonaerenses deberían destinarse a generar trabajo, urbanización de barrios populares, créditos blandos y planes de vivienda”, tuiteó el jefe comunal de Tres de Febrero.

Por su parte, Martín Yeza, intendente de Pinamar, remarcó que “la angustia de muchos de nosotros se genera porque hay políticos que dicen que están a favor de la propiedad privada mientras entregan planes sociales a personas que usurpan tierras y luego no los desalojan, sino que de hecho les dan más plata”.

“No alcanza con comentar la realidad, además hay que hacer. Es por eso que en Pinamar no toleramos las usurpaciones y hacemos lo que corresponde: Desalojar. Luego también se trabaja en la contención social. No es una cosa o la otra”, aseguró desde redes sociales.

En tanto, Waldo Wolf, diputado nacional de Juntos por el Cambio, sostuvo que “querer resolver la problemática de las tomas con subsidios es promoverlas”. “Ese dinero debería ser destinado a facilidades a emprendedores para producir y dar trabajo. Promover la producción y no la extorsión. Exactamente lo contrario de lo que está haciendo”, precisó.

Más duro fue su compañero de bancada, Fernando Iglesias: “Están en contra del capitalismo y el consumismo pero quieren arreglarlo todo regalando plata. El choreo está bien. El capitalismo está mal”, lanzó.

Luis Petri, también diputado de Juntos por el Cambio, dijo que “un Gobierno con las prioridades equivocadas, apuntala a los que usurpan y les otorga 50 mil pesos como recompensa por el delito cometido. Pero según el Presidente, es una estupidez profunda decir que está en riego la propiedad privada. Pregúntele a Kicillof, el sabe de esa cosas”.

Este miércoles, se conoció la creación del “Programa de Asistencia Crítica y Habitacional”, a poco de que venza un nuevo plazo para el desalojo de los terrenos usurpados en la localidad bonaerense de Guernica, previsto para el viernes 30 de octubre.

En medio de la polémica, Andrés Larroque, ministro de Desarrollo de la Comunidad de la Provincia, defendió los 54 millones de pesos que la Gobernación estipula destinará en total para frenar las tomas.

La queja del primo de Mauricio Macri se produjo poco después de que el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, pidiera al Estado nacional “defender los derechos de propiedad”.

Por su parte, Miguel Ángel Pichetto viajó hasta la puerta de “Casa Nueva”, en Entre Ríos, para expresar su apoyo al ex ministro Luis Miguel Etchevehere, que sufre la ocupación de un terreno familiar por parte de militantes dirigidos por Juan Grabois.

De esta manera, los principales referentes opositores, intendentes y dirigentes -con matices- salieron a criticar las tomas de terrenos en distintos puntos del país y a pedirle al Gobierno que defienda el derecho a la propiedad privada.

Las declaraciones, realizadas a través de redes sociales en su mayoría, se producen mientras se lleva adelante la audiencia para determinar si se desaloja o no el campo de la familia del ex funcionario de Cambiemos.

Desde el Ejecutivo nacional, fue la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, quien aseguró que el Gobierno está “en contra de las usurpaciones”. Aunque coincidió con el presidente Alberto Fernández, que el caso Etchevehere “es un tema familiar”.