Dos ladrones en moto asaltaron a un cadete en un rapipago de Garay al 3700. La Policía los persiguió y un agente sufrió un disparo en una pierna. Una camioneta embistó a un delincuente en fuga. Los atraparon en Avellaneda y Seguí pero la tensión continuó de forma inexplicable

Dos delincuentes que robaron a mano armada en un rapipago de la zona sudoeste de Rosario fueron perseguidos por la Policía y hasta ser arrestados, en el mediodía de este miércoles, hubo un agente herido de bala y un ladrón embestido por una camioneta. Después, uno de los motochorros logró zafar y saltó arriba de uno de los patrulleros.

El hecho comenzó en un comercio de Garay al 3700 donde dos jóvenes asaltaron a un cadete que tendría dinero. Escaparon en moto pero testigos los denunciaron.

 

Unidades de la fuerza provincial iniciaron una persecución por la avenida Avellaneda y se produjo un tiroteo que terminó con un oficial herido en una pierna, según informó De 12 a 14 (El Tres).

Cuando los asaltantes huían y querían cruzar Avellaneda, una camioneta que pasaba impactó a uno de ellos pero siguió corriendo hacia una casa.

Recién entonces, en Avellaneda y Seguí, fueron acorralados y detenidos, según la primera reconstrucción que hicieron fuentes policiales.

Pero más tarde, cuando todo parecía bajo control, la violencia continuó de forma inexplicable. Uno de los jóvenes logró zafar de la caja trasera de una camioneta policial, donde estaba reducido, y se trepó a uno de los patrulleros, que terminó destrozando al saltar sobre el parabrisas. Hizo falta que otros ocho agentes intervinieran para volver a atraparlo y esta vez lo colocaron dentro de un auto de la fuerza.