Las familias les tiran piedras a la policía, que dispara balas de goma. Hay 15 detenidos. La Justicia rechazó el pedido de Berni de postergar hasta el lunes el operativo en el predio tomado.

Con extrema tensión la Policía realiza el desalojo en el predio usurpado desde julio en Guernica, donde avanza y toma el control del lugar en un operativo sorpresa. Los ocupantes del terreno prendieron fuego casillas y les arrojan piedras a los efectivos, que les disparan balas de goma. Hay 15 detenidos, y vecinos del predio aseguran que entre los arrestados hay gente que no participó de la usurpación.

El operativo se dispuso después de que la Justicia rechazara el pedido que hizo el miércoles por la tarde el ministro de Seguridad bonaerense Sergio Berni, que había solicitado extender hasta el próximo lunes el procedimiento en el terreno. Hay unos cuatro mil efectivos en el lugar, que avanzan y desarman las casillas que habían armado las familias.

El dirigente social del Polo Obrero (PO) Eduardo Belliboni explicó que después de las 3 de la madrugada empezaron a llegar centenares de policías, algunos en micros y otros en motos. Cerca de las 4 la zona se quedó sin luz por un corte, mientras que los usurpadores prendieron fogatas.

Los usurpadores afirmaron que los agentes dispararon balas de goma y gases lacrimógenos. Rosalía, una de las delegadas de la toma, sostuvo: “¿Qué corazón tienen para sacarnos así? Estamos desesperados, es una situación muy difícil, el Gobierno no hace nada”, planteó en diálogo con radio Rivadavia. Miguel, otro de los ocupantes, sostuvo: “Están con camionetas, cuatriciclos, con helicópteros. Es una angustia terrible ver todo esto y que el Gobierno se haya negado a encontrar una solución”.

El procedimiento se realiza después del rechazo del juez de Cañuelas Martín Rizzo al pedido de Berni. TN.com.ar anticipó que el funcionario bonaerense solicitó que el plazo para realizar el procedimiento se extendiera del 30 de octubre al 2 de noviembre por cuestiones climáticas, pero el magistrado no hizo lugar a la presentación. Inicialmente la Justicia postergó el desalojo para el 1° de octubre y luego volvió a extender el plazo hasta el 30 de este mes, por pedidos del gobierno bonaerense.

El gobierno bonaerense pagará hasta $50 mil por mes para desalentar las tomas

En medio de los conflictos por la usurpación de tierras el gobierno bonaerense dispuso que entregará subsidios de hasta $50 mil mensuales por seis meses para desalentar las usurpaciones. A través del decreto 938/2020 publicado en el Boletín Oficial de la provincia de Buenos Aires creó el “Programa de Asistencia Crítica y Habitacional”, que contempla el otorgamiento de los fondos para personas “en extrema vulnerabilidad social” para atender su situación habitacional. Estará a cargo del Ministerio de Desarrollo de la Comunidad, encabezado por Larroque.

El texto indica que los subsidios serán para que los beneficiarios paguen “gastos de alojamiento, materiales de construcción y otros que tengan como propósito resolver el problema habitacional existente”. También para que los destinen a “alimentos, elementos de higiene personal, elementos de prevención, entre otros elementos de primera necesidad”.

Se trata de subsidios por $54 millones en total, que se entregarán por tres meses con la posibilidad de que se prorroguen por un plazo idéntico. Los montos los definirá el ministerio a cargo de Larroque, que determinará la cifra “de acuerdo con la composición de los grupos familiares y al índice de vulnerabilidad que establezca, en base a lo que surja del informe social correspondiente”. Los beneficiarios deberán rendir cuentas de los gastos.