Avanzan a buen ritmo las estaciones policiales sur y sudoeste, el ensanche de avenida Jorge Newbery y el edificio del profesorado de educación física.

El gobernador Omar Perotti recorrió este miércoles junto al intendente, Pablo Javkin, una serie de obras clave que están a punto de concluir en la ciudad. Los funcionarios estuvieron en las estaciones policiales sur y sudoeste, que reemplazarán a todas las comisarías que están emplazadas en esos sectores de la ciudad. El periplo también incluyó una visita a los trabajos que se están realizando en la avenida Jorge Newbery, a la altura del barrio 7 de Septiembre, que se transformará en una vía con dos carriles y un bulevar central en el que se construirá una bicisenda. Esta conexión vial es clave para la unión de la zona oeste con el norte de la ciudad.

El intendente

La estación policial sur está enclavada en Uriburu y Grandoli y se prevé que estará concluida en marzo del año próximo. Se trata de tres edificios interconectados en su mayoría vía subterránea que comprenden una superficie de 4.600 metros cuadrados. La obra contempla un sector de dormitorios para los agentes policiales, un área administrativa y un auditorio.

El intendente Pablo Javkin consideró fundamental a esta obra, ya que colocará gran presencia policial en una zona caliente de la ciudad y permitirá dar una línea de continuidad urbanística entre la apertura que se realizó en Cordón Ayacucho y el Fonavi de Grandoli y Gutiérrez.

La comitiva se desplazó luego a barrio Acíndar, donde en Mosconi y Crespo ya está prácticamente culminado el edificio policial sudoeste, de similar superficie que la del sur pero más realizado sobre planta baja y no con tantas pasillos subterráneos.

En ese lugar, el gobernador remarcó la importancia de que las obras no se hayan detenido durante la pandemia. “Con la obra pública se genera empleo, por eso es clave que los trabajos en seguridad y en salud no se hayan detenido. Los recursos están y las obras tienen garantizados los fondos”, remarcó.

El mandatario subrayó que las prioridades son los trabajos en “salud, seguridad y accesos estratégicos, como Newbery y Calasanz”. La recorrida culminó en Urquiza y Cafferata, donde ya está prácticamente culminado el edificio del profesorado de educación física.