Marcelo Díaz, referente del sector, aseguró que “hay una desconsideración tanto del poder ejecutivo como del legislativo”.

El Sindicato de Peones de Taxis y entidades representativas del sector realizaron este miércoles por la mañana una conferencia de prensa en la que expresaron su rechazo al proyecto de transporte a demanda que Roy López Molina ingresó en el Concejo y le solicitaron una reunión al intendente Pablo Javkin para acelerar el dilatado aumento en la tarifa.

Tras una reunión de las distintas instituciones que nuclean a los taxistas realizada en el gremio (Salta 2882), desde el sector adelantaron un posible anuncio de plan de lucha con medidas de fuerza. Advierten que la iniciativa del concejal de Juntos por el Cambio «afectaría más aún a la actividad del taxista en este contexto de pandemia». Además, apuntaron contra las aplicaciones, «que nuevamente amenazan las fuentes de trabajo y los derechos laborales».

En diálogo con Marcelo Díaz, referente de la Cámara de Titulares de Licencias de Taxis de Rosario (Catiltar): «Estamos solicitándole al intendente Pablo Javkin una reunión urgente de manera presencial porque hay una total desconsideración de todos los poderes, tanto del legislativo como del ejecutivo».

«Estamos pasando por una situación muy mala, estamos teniendo un desfasaje en la tarifa que no se actualiza desde noviembre del año pasado, todavía están resolviendo en el Concejo a ver si nos dan el aumento o no, estamos viendo cómo están trabajando las aplicaciones locales como SheTaxi, que no se adecúan a la normativa vigente. El Municipio no está actuando, hay una endeblez de las autoridades municipales para que estas aplicaciones que están trabajando de manera desleal», agregó.

Además, el referente del sector reclamó: «Estamos acá para ver si el intendente puede reunirse con nosotros y explicarnos por qué estamos fuera de la discusión del transporte público de pasajeros, sabemos que prontamente se va a votar una ley de emergencia del transporte, no sabemos si se van a votar proyectos que pueden jugar en contra de nuestro sector».

«El transporte a demanda que ha presentado el concejal Roy López Molina sería un horror para nuestro sector porque lo que está manifestando este proyecto es directamente hacer un transporte a demanda con viajes predeterminados, eliminar los recorridos fijos de los colectivos, y la posibilidad de incorporar combis, afectando no sólo a los taxistas sino también a los remiseros», adviritó.

Además, cuestionó a los concejales de la ciudad: «Venimos hablando hace unos cuantos meses con todos los bloques y vemos que están discutiendo otros temas que son referentes a cuestiones políticas. Tememos que lleguen a acuerdos políticos y recién después nos den el aumento a la tarifa. Es una falta de respeto, según un estudio del Ente de la Movilidad realizado en mayo el desfasaje era del 80%, ya estamos casi en noviembre y la diferencia es mucho mayor».

«Hay casi 1.000 autos que están fuera de circulación, hay choferes que se están dando de baja por la poca rentabilidad, y los propios empleadores no pueden sostener la actividad ni para pagar el salario de los empleados», expresó.