El ataque ocurrió en una remota zona cocalera, donde operan remanentes del grupo guerrillero maoísta Sendero Luminoso.   

Dos uniformados peruanos murieron y otros cinco resultaron heridos al ser emboscados el jueves (29.10.2020) por presuntos remanentes de la guerrilla maoísta Sendero Luminoso en un remoto valle cocalero, informaron las Fuerzas Armadas.

“Producto del enfrentamiento, lamentablemente, perdieron la vida el suboficial del ejército Gersson Cabrera y el suboficial de la policía Haddler José Lázaro, mientras que otros cinco integrantes de la patrulla resultaron heridos”, dijo el Conjunto de las Fuerzas Armadas en un comunicado.

La patrulla integrada por soldados y policías fue emboscada la tarde del jueves en una zona agreste de la provincia de Huanta, en la región de Ayacucho, en el sureste del país, donde operan remanentes de Sendero, según el gobierno.

 

l “personal de las Fuerzas Armadas y la policía fue afectado por la explosión de minas colocadas por delincuentes terroristas, con quienes sostuvieron un enfrentamiento”, señala el comunicado, que no menciona bajas en las filas de los atacantes.

El valle cocalero

La zona del ataque forma parte del valle cocalero conformado por los ríos Apurímac, Ene y Mantaro, conocido por su acrónimo de VRAEM.

Dicho valle está bajo vigilancia militar desde 2006, cuando el gobierno peruano indicó que había remanentes de Sendero Luminoso -considerado un grupo “terrorista” en Perú-, que operaban en alianza con bandas del narcotráfico.

El pasado 20 de julio, un soldado murió en otro enfrentamiento con presuntos guerrilleros en Ayacucho, la región donde Sendero perpetró su primer ataque armado en 1980, que derivó en un cruento conflicto interno que se prolongó por dos décadas.

Perú es, junto con Colombia y Bolivia, uno de los mayores productores mundiales de hoja de coca, materia prima para la cocaína, según la ONU.