El exapoderado de Madres de Plaza de Mayo y gerenciador del programa Sueños Compartidos dijo que el líder de la CTEP “usa a la gente de la peor manera”.

El exapoderado de Madres de Plaza de Mayo, Sergio Schoklender, sostuvo hoy que el dirigente social Juan Grabois “es un caradura” y un “atorrante” que “nunca trabajó en su vida” y que “usa a la gente de la peor manera”. “Yo tengo callos en las manos, yo laburo todos los días. Estoy todos los días con los trabajadores y les enseño los distintos oficios”, comparó.

En declaraciones al programa “Todos juntos” de Radio Rivadavia, el exgerenciador del programa de construcción de viviendas sociales Sueños Compartidos, aseguró que el líder de la CTEP Juan Grabois, al igual que la dirigente jujeña Milagro Sala, son sólo “las cara visibles” de los dirigentes sociales que “usan a la gente de la peor manera”.

En este sentido, diferenció el funcionamiento de las organizaciones sociales respecto de su experiencia al frente del programa Sueños Compartidos, el proyecto habitacional que lideró y que terminó con una causa en la Justicia por presunto desvío de fondos. “Nosotros llegamos a tener más de 6500 trabajadores en relación de dependencia, con mitad hombres y mitad mujeres, y 30 obras en simultáneo en marcha. Trabajábamos en asentamientos, villas, y la gente que contratábamos en su mayoría tenía su primer trabajo formal en la vida”, destacó Schoklender.

A todo esto, hace pocos días Hebe de Bonafini se refirió al conflicto por el campo de los Etchevehere y también cuestionó en términos similares a los de Sergio Schoklender al referente de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular Juan Grabois: “Es un tipo que no me gusta nada”, señaló.

La titular de Madres de Plaza de Mayo dijo que Grabois es un “caradura” y no dudó en catalogarlo de “desagradable”. “No me gustan las personas que tienen clientes en vez de compañeros”, indicó. El dirigente es el abogado de Dolores Etchevehere, que reclama una porción de la Estancia Casa Nueva para desarrollar Proyecto Artigas, un proyecto de cultivo agroecológico.

“Grabois es un tipo que no me gusta para nada, es algo que no corresponde, menos poner a la gente a tomar el terreno”, señaló en diálogo con Radio Cooperativa. A su vez, también cargó contra Dolores: “Y la señora esa si quiere el terreno que se pelee ella”.

Bonafini cuestionó al Gobierno por el desalojo que se realizó en Guernica este jueves. El operativo judicial y policial terminó con detenidos e incidentes, luego de que la gestión de Axel Kicillof intentará llegar a acuerdos para que las familias abandonen el lugar en forma pacífica.

En su habitual discurso de los jueves, Bonafini mostró su enojo por el desalojo. “Fue injusto y muy violento con los que menos tienen. Lo que estaban ahí no estaban preparados para enfrentar a esos verdugos, que son las fuerzas policiales”, sostuvo. Dijo que no está de acuerdo con la forma en la que se procedió y se preguntó si “van a actuar de la misma manera para desalojar a los ricos que ocuparon los barrios que no tienen escritura y no pagan impuestos”.