El hombre que fue señalado por la violación vive en el barrio y, según cuentan los propios vecinos, ya había abusado de una hijastra.

El barrio Santa Clara, en la zona oeste de Rosario, está conmocionado: en una construcción abandonada, al lado de la vía, violaron a una joven de 20 años. Ocurrió este miércoles por la noche.

La víctima se llama Camila y estaba cenando en la casa de un amiga cuando el agresor comenzó a acosarla y hostigarla. 45 minutos después de haberse ido, la chica volvió a lo de su amiga embarrada, golpeada, y en una crisis de llanto.

Cerca del lugar donde pasó todo no hay vecinos, por eso nadie pudo escuchar los gritos de Camila que pedía ayuda desesperada. Recién cuando pudo escaparse logró ser auxiliada por la gente del barrio, que le arrojó botellas de vidrio al agresor.

El hombre que fue señalado por la violación vive en el barrio y, según cuentan los propios vecinos, ya había abusado de una hijastra.