No hay evidencia científica que demuestre que el virus se contagie en el agua. Los clubes ya tienen todo listo para abrir la temporada de verano.

Este verano se podrá ir a la pileta, pero, en función de la pandemia, habrá que mantener el distanciamiento social, cuidar la higiene y usar el barbijo. Estos criterios estarán indicados en los protocolos que se están ultimando para la apertura de la temporada tanto en los clubes como en los natatorios municipales y para el uso del balneario La Florida.

La buena noticia es que el agua de las piscinas públicas y de los clubes cuentan con grandes cantidades de cloro, lo que impide la propagación del coronavirus. Además, la Organización Mundial de la Salud expresó que no existen estudios que avalen la transmisión de Covid 19 a través del agua.

Vuelven la actividad náutica y la pesca recreativa y piden que se disfruten con responsabilidad

Sin embargo, el contagio sí se puede dar en los espacios que rodean las piscinas y en el ingreso. Por eso se preparan algunas medidas de prevención.

Seguramente, antes de entrar a la zona de piletas se medirá la temperatura y se recomendará la utilización de alcohol y el lavado de manos.

A su vez, se están preparando “círculos de confianza”, lugares separados para que puedan permanecer familiares o convivientes de manera de que se mantenga el distanciamiento social.

Al igual de lo que ocurre ahora, no se prevé que estén abiertos los vestuarios, aunque sí el sector de los sanitarios.

Todo listo

En este marco, los clubes ya tienen todo listo para que los rosarinos puedan disfrutar de la temporada 2021 de forma segura. Solo les queda esperar la aprobación de los protocolos por parte de la provincia para abrir.

Mientras preparan todo, en los clubes llueven las consultas por la temporada verano. “La gente nos pregunta por la pileta, pero sobre todo se nota una gran necesidad por estar al aire libre”, comentó el presidente del Club Provincial, Walter Matteoda, quien aseguró que ya tienen “todo listo” para abrir la temporada.

Por su parte, el presidente del Club Gimnasia y Esgrima, Raúl Kaufman, contó que si se aprueban los protocolos “se abrirá la pileta el último fin de semana de noviembre”.

Y si bien aún no están aprobados los protocolos, el secretario de Deporte y Turismo, Adrián Ghiglione, adelantó a La Capital que tanto las piletas de los balnearios municipales, como las de los clubes privados funcionarán “teniendo en cuenta la trazabilidad, el distanciamiento social y la higiene”. Y, según estos criterios, indicó que se están diseñando normativas “adecuadas a las características de cada natatorio y a sus espacios de acampe”.

Además, desde los clubes comentaron que los natatorios tendrán ingreso limitado. Suponen que podrán entrar los socios, pero solo al 50 por ciento del espacio, y también en determinados días y horarios para que todos puedan disfrutar de las instalaciones.

Claramente, los clubes con grandes extensiones tendrán mayor oportunidad de recibir a los socios que los pequeños, porque muchos de ellos no podrán solventar la temporada con la pileta abierta y una concurrencia escasa.

Colonias de vacaciones

Hasta el momento no están permitidas las actividades para los menores de 12 años. “Nos están consultando por las colonias de vacaciones y no tenemos respuesta”, confesaron desde los clubes que lamentan que los chicos no puedan disfrutar del verano al aire libre.

“Esto va a ser un problema porque hay familias que tienen un chico de 13 años y otro de 11, entonces ¿uno va a poder ir a la pileta y el otro se quedará afuera?”, se preguntó el presidente de Gimnasia y Esgrima.

En tanto, los especialistas insisten en la necesidad de mantener las medidas preventivas. El médico infectólogo Osvaldo Teglia subrayó que “las temperaturas cálidas no disminuyen la posibilidades de que la enfermedad se propague” y por esto es importante continuar con los cuidados indicados .

Distanciamiento en playas y piletas

El secretario de Deporte y Turismo, Adrián Ghiglione, adelantó a La Capital que se repetirá en las playas de La Florida y la Rambla Catalunya el esquema de distanciamiento social a través de círculos demarcados, como se hizo en los parques.

La idea es que los lugares estén delineados con caños de PVC o a través de una cuadrícula de estacas. Cada sector será para grupos chicos, de 4 personas.

Junto con esto, en esas zonas se implementarán cortes de tránsito en algunas calles con el objetivo de brindar más espacio a las personas que quieran caminar y así evitar las aglomeraciones.

“Este año nos favorece la bajante porque vamos a tener más playa. En La Florida es más fácil porque tiene una estructura de control en el ingreso. Pero la Rambla tiene 900 metros de entrada y, como espacio público, es más difícil de manejar”, indicó el funcionario.

Por otra parte, destacaron la importancia de mantener la distancia social indicada junto con la utilización del barbijo para evitar contagios.

Claramente la actitud dependerá de cada persona y del esfuerzo que realice para que los lugares de esparcimiento se puedan utilizar y no supongan un riesgo permanente de contagio.

Todo esto estará sujeto a la situación epidemiológica que seguramente provocará aperturas o cierres.