Un productor hoy en día no recibe, ni siquiera, el 35% de los pesos que paga un consumidor final en una verdulería. En plena pandemia y con absolutamente ningún tipo de ayuda, los productores se pusieron la campaña de frutillas 2020 al hombro y lograron sobrevivir a toda ésta cuarentena con pasión, inteligencia y dedicación extrema.

Encandilados por el brillo del precio de la frutilla en Buenos Aires, la AFIP hoy embistió a los productores de la región buscando pepitas de oro para su cantera.

¿Me pregunto si sabrán éstos genios de la burocracia, desde su cómodo sillón de escritorio y sueldo asegurado a fin de mes, todo lo que afronta un productor de frutillas? Tal como lo explicara un referente productor de Desvío Arijón, en una entrevista que le hicieron desde América Noticias, el “oro rojo” de la frutilla no se lo queda precisamente su creador.

Un productor hoy en día no recibe, ni siquiera, el 35% de los pesos que paga un consumidor final en una verdulería. En plena pandemia y con absolutamente ningún tipo de ayuda, los productores se pusieron la campaña de frutillas 2020 al hombro y lograron sobrevivir a toda ésta cuarentena con pasión, inteligencia y dedicación extrema.

¿Sabrán los organismos de control que la ayuda financiera recibida por el Estado por esta cuarentena, inflación, devolución y crisis ha sido de $ 0 (CERO PESOS)? ¿Sabrán los organismos de control que los frutilleros son el principal motor de desarrollo y generador de empleo de toda la zona? ¿Sabrán éstos genios de los papeles que la calidad de las frutillas de la región podría generar exportaciones, dólares y trabajo de a miles?

Reitero por si no se entiende el asunto: en plena cuarentena, sin ningún permiso ni hisopado, AFIP y compañía atropella con mal trato a los productores de la zona buscando oro, pero… engañados por el brillo.

Era el momento de dar una mano. Era el momento de preguntar si necesitamos algo seguir para adelante. Los productores son un motor y los confundieron con una mina de oro, asegura un referente de los productores de la localidad de Desvío Arijón.

Por su parte, Julio Gómez, presidente comunal de la localidad expresó que le parece que este año no es momento de que los productores pasen por esta situación.

“Hoy más que nunca tenemos que unirnos para combatir esta pandemia, y agradecer a los productores por generar mano de obra en nuestra zona. Sabemos que la situación que se vive en la actualidad no es fácil para quienes cosechan esta fruta tan preciada por todos, porque en medio de todo esto, el gobierno nacional dando una mano a los que más necesitan (mediante subsidios como el IFE, asignaciones familiares, entre otros) y sabemos que al blanquearlos pierden esos derechos que hoy ayudan y mucho. Hoy es momento de sumarnos todos y combatir esta pandemia. Después vendrán momentos de sentarse e ir solucionando cada uno de los problemas. Cuidemos a quienes generan mano de obra en nuestro pueblo.”