Las acciones se llevaron a cabo sobre personas que carecían de licencias habilitantes para realizar actividades relacionadas con la caza, por pescar en zonas no autorizadas y por retener especies silvestres de manera indiscriminada, violando las normativas vigentes.

La Guardia Rural “Los Pumas”, dependiente de la Policía de la Provincia de Santa Fe, rescató durante el mes de octubre una gran variedad de especies animales, algunos de los cuales pudieron ser devueltos a su hábitat natural.

Se trata del resultado de procedimientos, intensos patrullajes e investigaciones realizadas por agentes de “Los Pumas” en zona de islas, rutas y caminos de toda la extensión provincial, que terminaron con el decomiso de diversas especies, enmarcadas en las disposiciones vigentes sobre la caza y la pesca en la Ley Provincial 4830, numerosas cantidades de especies ictícolas incautadas a través de la aplicación de la Ley Provincial de Pesca Nro 12212 y 12722; y otro tipo de fauna que fueron capturadas y devueltas a su hábitat natural.

“La cuarentena tuvo un efecto lateral en el incremento de las tareas de rescate y reinserción de fauna silvestre en su ambiente natural. Con la reducción de circulación de personas, hay más animales (pumas, Aguará Guazú, osos meleros) que se acercan a los ejidos urbanos”, señaló el subsecretario de Seguridad Preventiva, Diego Llumá.

“El Ministerio de Seguridad y subdirección general de Ecología del Ministerio de la Producción estamos trabajando en un programa de capacitación y profesionalización de la guardia rural Los Pumas para especializarlos en las habilidades de rescate”, concluyó el funcionario.

En el marco de la Ley Provincial Nro 4830, que regula la actividad de caza y pesca, los agentes, hallaron 4 patos, 36 nutrias, 15 chancho silvestres, 11 aves silvestres, 2 liebres, 5 ñandúes, 9 carpinchos, 1 guazuncho y 18 especies de tipo Silvestre. Las mismas fueron decomisados, y además, las personas que se hallaba cazando sin licencia habilitante, en zonas no habilitadas para realizar la actividad, y en este caso particular capturando especies que están protegidas, los agentes, labraron actas de infracción para penar el accionar de los infractores.

Además, se confeccionaron actas por infracción a la Ley Provincial de Pesca Nro 12212 y la 12722, correspondiente a las regulaciones vigentes sobre la actividad acuícola, donde se secuestraron diversas cantidades de especies. Se trata del decomiso de 17 surubí, 105 dorados, 2 manduvé, 20 moncholos, 5177 sábalos, 20 patí, 2 amarillos, 479 tarariras, 37 bogas, 10 armados, 12 carpas, 2 palometas y miles de carnadas.

Los agentes labraron actas a quienes se encontraban pescando sin licencia habilitante, por transportar o acopiar especies vedadas o prohibidas permanentemente, luego de esto procedieron al decomiso y la desnaturalización de las especies halladas, por no ser aptas para consumo humano.

En relación a la fauna de tipo silvestre, la Guardia Rural, capturó numerosa cantidad de animales, que, posteriormente fueron devueltos a su hábitat natural. Se trata de 6 aguará guazú, 110 aves silvestres, 3 pumas, 1 gato colorado, 1 yacaré, 2 osos meleros, 4 tatú, 1 guazuncho, 1 chancho pecarí, 1 carpincho, 1 tucán, 2 monos y 4 zorros.

El gobierno de la provincia de Santa Fe posee protocolos para el abordaje de estos casos particulares que establecen qué, ante la aparición de ejemplares de tipo silvestre, cuando el animal fue capturado recientemente y se encuentra en buen estado de salud, debe ser liberado de inmediato en el área natural más cercana. Por lo tanto, luego de hacer los controles veterinarios correspondiente sobre estos animales, los mismos fueron liberados por agentes de la Guardia Rural “Los Pumas”.