La ley de Presupuesto 2021 para la Provincia de Santa Fe, que el Poder Ejecutivo elevó a la Legislatura en los plazos previstos, con el Senado como Cámara de origen, suele ser acompañado de otra norma que también contiene previsiones económicas relevantes para el año próximo: la ley impositiva, con la que se actualizan los gravámenes o se formulan cambios en los tributos.

Al cierre de esta edición ese proyecto de ley no había ingresado al Senado santafesino, donde la mayoría corresponde al justicialismo.

Todo indica que habrá sesión el próximo jueves 5 de noviembre y que entonces la llamada ley de leyes elaborada por el gobierno de Omar Perotti, pasará de la mesa de entradas al recinto virtual de las telesesiones, donde tendrá por fin estado parlamentario.

La semana pasada el Senado no se reunió, luego de algunas tensiones entre funcionarios de la Casa Gris y los senadores respecto de algunas asignaciones para el Poder Legislativo, que finalmente se superaron. Unas horas más tarde arribó el mensaje al cuerpo de 19 bancas.

En cuanto a las normas sobre los tributos y el Presupuesto, una pareja que suele ser estable, en 2019 mostró ciertas complicaciones. La segunda ley fue aprobada por la Legislatura saliente, sobre la base de un mensaje del ex gobernador Miguel Lifschitz. En cambio, la ley tributaria sí pudo ser elaborada por las actuales autoridades y aprobada por la conformación presente de ambas Cámaras.

Un fuerte conflicto en la transición de 2019 tuvo al presupuesto como eje. Ahora, antes del envío hubo una reunión entre el gobernador Perotti y su antecesor, Lifschitz, como titular de la Cámara de Diputados.