La convocatoria fue este martes al mediodía en el Parque Independencia. Defendieron su fuente de trabajo y expresaron su cansancio ante acusaciones falsas.

Conductoras rosarinas que trabajan a través de la aplicación She Taxi se movilizaron este mediodía con sus vehículos en el Parque Independencia. Con sus vehículos sobre bulevar Oroño entre avenida Pellegrini y 27 de Febrero, globos violetas y diversas consignas, buscaron hacer frente a las denuncias de diversas asociaciones de taxistas que intentan bajar la app.

Representantes de la Cámara de Titulares de Licencias de Taxis de Rosario (Catiltar), de la Asociación de Titulares de Taxis Independientes (Atti) y de la Asociación de Radio Taxis apuntan contra el funcionamiento de la app y denuncian que She Taxi está fuera de la norma. Las conductoras afirman que esas acusaciones son falsas.

«Es un emprendimiento solidario, gratuito, para cuidarse entre mujeres pasajeras y conductoras. Pedimos que nos dejen continuar trabajando, que la app siga siendo gratuita y que sean escuchadas nuestras voces. Nunca fuimos consultadas, tomaron arbitrariamente la postura de denunciarnos directamente con las autoridades», expresaron dos de las 200 conductoras rosarinas que trabajan a través de la app a Radio Sí.

En su denuncia, los taxistas afirman que She Taxi no se está reglamentada «como marca la ordenanza» y que debe adecuarse o dejar de funcionar. Las molestias de los conductores habría surgido luego de que se permitiera el servicio She Delivery, en el que la intendencia permitió que puedan hacer traslados durante la pandemia.

«Cuando se armó Movi Taxi se incluyó la opción Movi Taxi Mujer que viene a atender las cuestiones de género. Por eso creemos que She Taxi abre una ventana a que vengan otras aplicaciones como Maxim. Lo que queremos es que ninguna aplicación que no sea Movi Taxi esté trabajando en Rosario», dijo el titular de Catiltar, Marcelo Díaz.

Cuando se conoció la postura de las organizaciones de taxistas, usuarias de She Taxi en Rosario y todo el país se manifestaron e hicieron tendencia “No a la baja de She Taxi”. “El machismo sigue presente y muy arraigado en algunas actividades y es una pena que esta actividad históricamente asumida por hombres persiga a quienes, cumpliendo la regulación vigente, utilizan la tecnología para prestar un servicio de mejor calidad”, expresaron las conductoras en una carta enviada al Concejo Municipal.

Es importante destacar que lo que manifiestan la mayoría de las usuarias al hablar del tema y pedir que no se cancele la aplicación es la seguridad que les genera tomar el servicio prestado por mujeres y la tranquilidad que recuperaron para andar de noche por la calle desde que se implementa.