En la provincia se organizaron cuatro colectas públicas a lo largo de la semana. En todos los casos es con inscripción previa y con asignación de turnos para evitar la aglomeración de personas.

El Ministerio de Salud, a través del Centro Único de Donación, Ablación e Implante de Órganos (Cudaio), conmemora este lunes el Día nacional del donante voluntario y habitual de sangre. Por ello, en la provincia se organizaron cuatro colectas públicas a lo largo de la semana, dos de ellas durante este lunes, una más el martes y la última el miércoles.

Para este lunes, las tareas estaban previstas en la Plaza San Martín de Rosario y en la Parroquia Nuestra Señora de Belén de Colastiné Norte. Para este martes, la actividad se traslada a la Facultad de Ciencias Veterinarias (UNR) de Casilda y, el miércoles, al Centro Cultural 12 de septiembre en Santo Tomé. Todas ellas con inscripción previa y con asignación de turnos para evitar la aglomeración de personas.

Este año “la jornada nos encuentra con una marcada necesidad de donantes, ya que a lo largo de la pandemia la sangre para transfusión y otros tratamientos siguió siendo necesaria y la cantidad de unidades disponibles disminuyó considerablemente. Por eso optamos por conmemorar la fecha de la forma más concreta y necesaria: con colectas públicas”, señaló el Cudaio.

La invitación es para todas las personas de entre 18 y 65 años que estén en condiciones de donar, y no puedan hacerlo en colectas, para que se acerquen al banco de sangre o servicio de hemoterapia de cualquier hospital y done en forma voluntaria y habitual, es decir tres veces al año.

Todos los días

Cudaio remarcó la característica de “voluntario y habitual” que define al tipo de donante homenajeado en la fecha: “Desde esta y muchas otras instituciones promovemos la donación voluntaria, informada y regular, la que pone la sangre a disposición de un sistema transfusional y hemoterapéutico que todos los días atiende a cientos de pacientes, como contrapuesta al paradigma tradicional de la donación dirigida a un paciente específico, la de los llamados a la solidaridad o la convocatoria individual de amigos o parientes”.

“A esa -aclaró el organismo- se la llama sangre de reposición, y se ha demostrado que es menos segura que la que proviene de donación voluntaria”.

Homenaje

La fecha del 9 de noviembre para el día del donante voluntario y habitual fue establecida por ley nacional en 2004, en conmemoración de la primera transfusión de sangre realizada en el país, en 1914, en el Hospital Rawson, por el Dr. Luis Agote.