La mujer lo tomó de los brazos para impedir que sacara un arma. Al parecer estaba herido y ante la actitud de la dueña del local y su madre, se fue corriendo. Estaba acompañado por una mujer.

Una mujer logró inmovilizar a un hombre que ingresó a su local con fines de robo. Le tomó los brazos y ante la reacción inesperada, el ladrón escapó corriendo con su acompañante. La situación quedó grabada por la cámara de seguridad.

Natalí relató a Cada Día (El Tres) que una pareja pidió ingresar a su comercio de Mendoza la 4300 para ver de cerca un reloj en el estaban supuestamente interesados. El hombre llevaba su brazo inmovilizado con una banda, como si se lo hubiese lesionado, le exigió que se quedara quieta y de esta forma sinceró sus intenciones.

“Mi reacción fue tomarle los brazos para inmovilizarlo y que no saque un arma. Forcejeamos con el hombre y se me escapó, me quedaron el cuchillo y el inmovilizador del brazo”, precisó.

El registro de la cámara muestra toda la secuencia. La mujer que acompañaba al hombre fue la primera es escapar del local, según Natalí fue cuando su madre empezó a gritar detrás del mostrador.